Fiscalía, MOP y PNC ubicaron las fosas para iniciar la excavación. / Diego García

Nacionales

Exhuman a dos estudiantes de la UES después de 40 años La recuperación de los restos puede tardar hasta un mes, según fiscalía.

Saraí Alas

viernes 17, enero 2020 • 12:01 am

Compartir

El proceso de exhumación de los restos de dos dirigentes estudiantiles de la Universidad de El Salvador (UES) inició ayer, a casi 40 años de haber sido asesinados y enterrados en la plaza Salvador Allende, ubicada en la facultad de Medicina.

Desde las 8:00 a.m. de ayer, los peritos de la Fiscalía General de la República (FGR), la Policía Nacional Civil (PNC) y el Instituto de Medicina Legal (IML), en coordinación con trabajadores del Ministerio de Obras Públicas (MOP),  localizaron la fosa de cemento donde fueron depositados los cuerpos de Raúl Hernández Morales, de 27 años edad, y Carlos Mauricio Arias Menjívar, de 32, con un georadar para determinar el punto de partida de la excavación.

“Hemos iniciado el procedimiento de búsqueda de dos cuerpos de hace 40 años. El método es de excavación paralela no invasiva, donde vamos a descender a través de gradas hacia el lugar donde fueron colocados”, dijo Israel Ticas,criminalista e investigador forense de la Fiscalía.

Según Ticas los cuerpos fueron enterrados en “tierras ácidas” y eso acelera la descomposición de los cadáveres y esperan recuperar la mayor cantidad de huesos de las víctimas, debido a que están protegidos con cemento. El criminalista señaló que el objetivo de realizar la excavación no invasiva es dar respuesta a los familiares de las víctimas y preservar la infraestructura de la  universidad.

A la plaza donde se realizan los trabajos, también llegó Olga Hernández, hermana de Raúl Hernández, quien pidió privacidad. El pasado 10 de enero el Juzgado Décimo Primero de Paz de San Salvador avaló la exhumación. Raúl Hernández era conocido como el “Comandante Marcos”, estudiante de doctorado en medicina de la UES y asesinado el 6 de marzo de 1980, luego de ser capturado por la Policía Nacional, mientras sostenía una reunión con organizaciones sociales opositoras al Gobierno de la época.

Mientras que Arias murió en un accidente de tránsito tras una persecución por pertenecer al Frente Universitario Salvador Allende (Fuersa), a las afueras de la universidad.


 

Ticas ubicó la fosa a través de fotometría, con una fotografía de la época que muestra la tumba de los jóvenes. / D.G.

 

El MOP explicó el procedimiento a los familiares de los jóvenes universitarios. / Diego García