La depresión tropical Eta ingresó ayer a Honduras después de golpear con fuerza las costas caribeñas de Nicaragua y dejar al menos cinco muertos, desbordes de ríos, cortes de carreteras y numerosas comunidades bajo agua por las fuertes lluvias.

El Mundo

Eta deja cinco muertos en Centroamérica Degradada a depresión tropical “Eta” deja cinco muertos en Nicaragua, Honduras y El Salvador. Además de borrar del mapa a tres comunidades indígenas del Caribe nicaragüense.

Propio

jueves 5, noviembre 2020 • 5:00 am

Compartir

La depresión tropical Eta ingresó ayer a Honduras después de golpear con fuerza las costas caribeñas de Nicaragua y dejar al menos cinco muertos, desbordes de ríos, cortes de carreteras y numerosas comunidades bajo agua por las fuertes lluvias.

La depresión tropical “Eta ya se encuentra en el territorio nacional”, anunció el jefe de Meteorología de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, Francisco Argeñal. Poco antes del anuncio, una niña de cinco años murió en un derrumbe cerca de la ciudad El Progreso, en el Caribe hondureño, informaron bomberos de la zona.

Con ello suben a cinco los muertos por el ciclón regional, que ya se había cobrado la vida de otra niña en el norte de Honduras y dos mineros en el Caribe nicaragüense y uno en El Salvador.

“Las lluvias serán intensas y catastróficas”, indicó la Copeco en un comunicado. La amenaza se cernía sobre la capital, de más de un millón de habitantes, con una incesante lluvia de 24 horas.

 

“Wawa ya no existe”.


Las autoridades de Nicaragua intentaban llegar a las comunidades costeras más afectadas como Wawa, Karatá y Haulover, pero el mar embravecido impedía la salida de embarcaciones, y por tierra no hay acceso.

“La información que tenemos es que la comunidad de Wawa ya no existe, se metió totalmente el mar a la comunidad, y Karatá tampoco, esta muy golpeada, igual que Haulover”, lamentó Kevin González, voluntario de los cuerpos de socorro.

Desastre en Honduras.

Los derrumbes destruyeron nueve carreteras en Honduras y al menos cinco puentes, mientras que el paso estaba interrumpido en decenas de comunidades por deslizamientos de tierra, incluyendo la principal carretera del país, que comunica Tegucigalpa con San Pedro Sula, 130 km al norte de la capital.

En la ciudad de El Progreso, al norte de Tegucigalpa, las autoridades evacuaron a unos 700 presos de una cárcel al inundarse por la creciente de una quebrada y fueron trasladados a dos gimnasios.

En la vecina La Lima, cientos de familias huyeron de sus casas y se instalaron en covachas de plásticos y láminas en la carretera entre San Pedro Sula y El Progreso.

 

Guatemala en alerta.

Guatemala se mantiene expectante ante el incremento de las lluvias que afectan regiones del norte y oriente del país.

El presidente Alejandro Giammattei anunció que al menos dos ríos importantes aumentaron su caudal y no descartó declarar estado de emergencia.