Archivo DEM

El Mundo

Estudio revela que las vacunas Moderna y Pfizer podrían no requerir refuerzos y funcionar durante años

Javier Maldonado con reportes de New York Times y New York Daily News

lunes 28, junio 2021 • 7:52 pm

Compartir

Un estudio publicado en la revista médica Nature reveló que las personas inoculadas con las vacunas de ARNm de Moderna y Pfizer-BioNTech podrían no necesitar inyecciones de refuerzo, si el virus de covid-19 no evoluciona y no se adapta a las inmunizaciones recientemente inventadas.

Igualmente aquellos pacientes que se recuperaron de covid-19, luego recibieron la inyección pueden incluso encontrarse protegidos contra variantes que aún no existen.

Según recoge el New York Times, un equipo encabezado por el inmunólogo de la Universidad de Washington, el Dr. Ali Ellebedy, descubrió en mayo que las células inmunes que identifican al covid-19 permanecen latentes en la médula ósea durante al menos ocho meses en personas que padecieron la infección. Ellebedy también dirigió el estudio publicado este lunes en Nature.

Otro estudio encontró que las "llamadas células B de memoria" continúan desarrollándose y fortaleciéndose durante un año o más dentro de las personas que vencieron la infección.

Esa combinación, según el Times, sugiere que las personas que fueron infectadas y luego vacunadas podrían estar potencialmente protegidas por tiempo indefinido.

Algunas personas que no han desarrollado anticuerpos covid-19, incluidas aquellas con sistemas inmunológicos débiles, pueden necesitar refuerzos en algún momento.


La inmunóloga de la Universidad de Yale, Akiko Iwasaki, calificó los hallazgos como un "estudio heroico".

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) describen los ARNm como vacunas que enseñan a las células cómo producir proteínas que desencadenan una respuesta inmune dentro del cuerpo de las personas. La vacuna de Johnson & Johnson, que no es un ARNm, no se incluyó en el estudio.