Escena

Estrellas y fuegos artificiales en concierto para Biden, sin público Bruce Springsteen abrió el programa de 90 minutos con su guitarra, en solitario, frente al escenario neoclásico del monumento dedicado a Abraham Lincoln.

AFP

jueves 21, enero 2021 • 1:44 pm

Compartir

Tom Hanks, Bruce Springsteen, Luis Fonsi, Katy Perry y el mismo presidente: un abanico de estrellas se dio cita en Washington el miércoles para celebrar la investidura de Joe Biden, en una velada sin público, difundido por los principales canales y cerrado con fuegos artificiales.

Transmitida de manera virtual y con muchos fragmentos grabados con antelación, la emisión "Celebrating America" (Celebrando a Estados Unidos) fue el reemplazo de los tradicionales bailes y conciertos multitudinarios que normalmente animan la capital estadounidense durante cada toma de posesión, este año cancelados por la pandemia del covid-19.

Bruce Springsteen abrió el programa de 90 minutos con su guitarra, en solitario, frente al escenario neoclásico del monumento dedicado a Abraham Lincoln.

El programa buscaba "homenajear a los hombres y mujeres de este país que mostraron fortaleza y siguieron adelante en medio de las dificultades", dijo el actor Tom Hanks, que fungía de animador.

Y así se presentaron, además de varias estrellas de la música, un chófer repartidor, una maestra o un joven de 8 años, Cavanaugh Bell.


El programa incluyó presentaciones del chelista Yo-Yo Ma, Jon Bon Jovi y Justin Timberlake, mientras que los puertorriqueños Luis Fonsi y Ozuna trajeron de vuelta el megahit "Despacito."

Tanto Biden como su vicepresidenta Kamala Harris tuvieron intervenciones a los pies de la estatua de Lincoln.

Como lo había hecho al mediodía en su discurso inaugural, el jefe de Estado llamó a la "unidad" entre los estadounidenses.

En un mensaje grabado previamente, los tres expresidentes que habían asistido más temprano a la investidura de Biden rindieron un homenaje a la democracia estadounidense

"Como estadounidenses, hay más cosas que nos unen que aquello que nos separa", dijo Barack Obama, que estaba acompañado de Bill Clinton y George W. Bush.

"Es un nuevo comienzo", dijo Clinton. "Señor presidente, le deseo que tenga éxito", indicó Bush.

Las canciones elegidas portaban todas un mensaje positivo y esperanzador, como "Lovely Day", interpretada por Demi Lovato, o "Feeling Good", que hizo famosa Nina Simone y esta vez fue John Legend quien la cantó.

La velada acabó con "Firework" de Katy Perry, que la artista cantó mientras el cielo de Washington se encendía con fuegos artificiales.