Rodrigo Ávila en la comisión que investiga el uso de los gastos reservados de Presidencia de la República en "sobresueldos". Fotografía: @AsambleaSV

Política

Estipendio ante atentados y fondos policiales a fiscales: la declaración de Ávila Rodrigo Ávila mencionó la investigación del crimen de diputados del Parlacen en Guatemala y la extradición de Carlos Perla.

Susana Peñate

jueves 19, agosto 2021 • 5:50 pm

Compartir

El diputado Rodrigo Ávila, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), mantuvo su argumento de que los fondos que recibió de partida de gastos reservados de la presidencia de Elías Antonio Saca fueron “estipendios” para sufragar gastos inherentes al cargo de director general de la Policía Nacional Civil (PNC).

El diputado fue cuestionado en la comisión especial que investiga la entrega de sobresueldos en gobiernos anteriores sobre el dinero recibido en calidad de sobresueldos.

Ávila respondió reiteradamente que no eran montos que se sumaran a su patrimonio, sino que eran usados para pagar gastos de seguridad, como: alquiler de vehículos blindados para el transporte de su familia y pago de casa de seguridad para la persona que le brindaba seguridad, entre otros.

William Soriano, de Nuevas Ideas, preguntó para qué necesitaba sobresueldo.

Usted tiene en su boca la palabra sobresueldo. Fue un estipendio orientado exclusivamente para todo el andamiaje de seguridad, eso no entró a mi patrimonio, no fue a mis gastos personales”, le respondió Ávila.

El diputado fungió como director general de la PNC en dos momentos: de 1994 a 1999, en la presidencia de Armando Calderón Sol; y de enero de 2006 a enero de 2008, en la presidencia de Antonio Saca.

Afirmó que el estipendio fue un acuerdo con la administración Saca cuando ingresó en funciones, debido a que había sufrido ataques y atentados en el primer periodo. Según el diputado, en su primer periodo, no recibió estos fondos.

Señaló que la periodicidad de la entrega de dinero, los montos, la forma de entrega y firma o no de recibos variaron. Indicó que quien lo coordinaba era el secretario privado del expresidente Saca, Élmer Charlaix.

Yo no iba todos los meses a recibir esto para el estipendio a Casa Presidencial, algunas se me enviaba, se entregaba por medio del secretario, cuando nos veíamos con secretario privado. Esto varió de tiempo a tiempo”, expresó.

 

Entrega de fondos a fiscales, en casos como crimen de diputados

Rodrigo Ávila dijo que como director policial podía hacer uso de una partida de gastos reservados dentro de la Policía, con la que se sufragaban gastos de operatividad policial e investigaciones, tanto para policías como para fiscales.

Citó que el artículo 3, antes 50, de la Ley Orgánica de la Policía se establecen gastos “que por servicios confidenciales o secretos” se liquidan por subdirector ante el director y que, por confidencialidad, no se incluía el detalle de los mismos.

“Esto solo el director lo guarda para su conocimiento”, afirmó Ávila.

Según Ávila, fueron gastos como compra de droga controlada en investigaciones, viajes al extranjero para traer personas imputadas, como el caso de Carlos Perla; pago de casas de seguridad para policías amenazados en sus casas, viáticos.

Mencionó que bajo ese sistema se sufragaron los gastos del equipo policial y fiscal que apoyó las investigaciones del asesinato de los diputados salvadoreños del Parlacen en Guatemala, del que formó parte el actual fiscal general, Rodolfo Delgado.

Rodrigo Ávila, quien goza de un permiso en la Asamblea Legislativa, llegó luego de ser citado por la comisión de sobresueldos. Fotografía: @AsambleaSV

El concepto de estipendio

Por su parte, el diputado Walter Coto cuestionó el uso de la palabra “estipendio” por parte del diputado Ávila, y pidió proyectar la definición de la Real Academia de la Lengua Española, que la define como “pago o remuneración” que se da por algún servicio y en la segunda definición como una tasa pecuniaria fijada por autoridad eclesiástica.

“¿Es usted sacerdote?”, cuestionó Coto.

Ávila insistió en que con ese dinero pagó a las personas que prestaban el servicio de seguridad, el servicio de alimentación para el personal de seguridad, el alquiler de la casa de seguridad y el alquiler del vehículo blindado.

 

Cuestionan cifras de homicidios

En la parte inicial del interrogatorio, el diputado William Soriano le cuestionó su efectividad como director policial.

Afirmó que hubo 7,900 homicidios en 2004 y le preguntó por qué necesitaba de gastos para la seguridad de su familia si tenía a su disposición 22,000 policías. Ávila alegó que antes se mezclaban homicidios culposos y sobreaveriguar.

Ávila enfatizó que era una época que de posguerra en la que se estaba conformando la PNC y no tenía 22,000 elementos. Señaló que se erradicaron los secuestros y que había un auge de bandas armadas formadas por excombatientes de la Fuerza Armada y de la exguerrilla.

En esa época este servidor recibió cuatro atentados, una vez fue tiroteado el carro en el que me conducía con mi hija de 6 años, otra vez pusieron explosivos, me atacaron una banda robacarros de Honduras”, expuso Ávila.

“Los gobiernos anteriores fracasaron, fueron un fiasco en este país. No hay discusión, los números lo han establecido. La PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) dijo que todos los gobiernos anteriores fueron un fracaso total”, valoró el diputado Walter Coto.

Rodrigo Ávila fue director de la PNC durante las gestiones de Armando Carlderón Sol y Antonio Saca. Fotografía: @AsambleaSV