Luis Martínez dirigió la fiscalía desde el 4 de diciembre del 2012 al 3 de diciembre del 2015. / DEM

Nacionales

“Este fue un regalo de don Enrique Rais para el jefe”

Iliana Cornejo

martes 23, octubre 2018 • 12:02 am

Compartir

El requerimiento fiscal de acusación contra el exfiscal general de la república, Luis Martínez, señala que los empresarios Enrique Rais y Hugo Blanco, también dieron cuatro vehículos en calidad de dádiva al exfuncionario público para evitar que se les investigara en calidad de imputado y al contrario, promoviera aquellas investigaciones donde tenían calidad de víctimas.

El documento presentado la semana pasada al Juzgado Cuarto de Paz de San Salvador describe que Rais y Blanco dieron a Martínez dos vehículos Porsche, modelo Cayenne, uno año 2006 y otro 2008; otro Mercedes Benz, modelo SLK 350 y un Nissan modelo Frontier 4x2, este último dado después de terminar su periodo como fiscal general.

Sobre el segundo vehículo marca Porsche, el requerimiento relata que a entrevistas de guardaespaldas del exfiscal uno de ellos dijo que ese carro “fue un regalo de don Enrique Rais al jefe”, refiriéndose a Luis Martínez.

Según la información que ha recabado la Fiscalía General de la República, tres de los cuatro vehículos formaban parte de la flota que tenía a disposición el exfiscal y el mantenimiento y combustible era pagado con fondos Goes, fondos del fortalecimiento a la investigación y patrimonio especial de los bienes comisados de la institución.

Ambos vehículos Porsche regalados por Rais a Martínez, según la Fiscalía, fueron supuestamente vendidos el 26 de diciembre de 2016, mientras el exfiscal era procesado en el Juzgado Octavo de Instrucción, antes de ser recapturado.

La acusación relata que ambos vehículos fueron vendidos, uno por $20,000 y otro por $22,000, con la diferencia de una hora a la misma persona. La sociedad que se encargó de supuestamente venderlas fue Blanco Rodríguez y compañía, propiedad de la hermana de Enrique Rais, Blanca Rosa Rais, prófuga de este proceso y acusada de falsedad ideológica.


El supuesto comprador ha sido identificado como Atilio Adalid Pérez Salguero, de 44 años, quien es guardaespaldas de Enrique Rais. La fiscalía afirma al Juzgado Cuarto de Paz que la compra venta fue para ocultar que el verdadero dueño de los vehículos es Luis Martínez, dado que, según un análisis financiero, Pérez Salguero no tenía el dinero para comprar ambos vehículos. Actualmente, Pérez Salguero figura entre la lista de personas prófugas en este caso y es acusado de falsedad ideológica.