Una de las protestas más reiteradas en El Salvador ha sido motivada por la moneda de curso legal bitcoin. En El Salvador, solo los vacunados podrán protestar.

Política

¿Están prohibidas las protestas?: así lo explica la Asamblea Legislativa La Asamblea Legislativa emitió un comunicado para explicar su decreto: protestas permitidas "siempre que se cumpla" con disposiciones contra el covid-19.

Yolanda Magaña

jueves 21, octubre 2021 • 6:28 pm

Compartir

La Asamblea Legislativa aclaró hoy que las protestas en El Salvador no quedaron prohibidas por el decreto que prohíbe concentraciones masivas, pero están condicionadas.

De acuerdo al comunicado y el mismo decreto, solo podrán protestar los vacunados contra el covid-19, entre otros requisitos. El Ministerio de Salud y la Fiscalía General de la República aplicarán el decreto.

En un comunicado de prensa que intenta explicar el decreto aprobado el miércoles, la Asamblea hace tres afirmaciones:

Las disposiciones transitorias aprobadas por la Asamblea Legislativa no prohíben la libertad de manifestación pública".

Los diputados aclaran que de ninguna manera se está coartando el derecho a la libertad de expresión o la libertad de manifestación de los salvadoreños".

Las marchas y manifestaciones populares están permitidas siempre que se cumpla con estas disposiciones" (mascarillas, protocolo de bioseguridad, distanciamiento social y esquema completo de vacunación).


 

El decreto

El Órgano Legislativo aprobó un decreto que, hasta el 8 de diciembre, suspende las concentraciones masivas en las que participen no vacunados y que no respeten protocolos del Ministerio de Salud.

Sin embargo, el mismo decreto dice que esta prohibición tiene "excepciones" considerando como tales actividades artísticas, culturales y deportivas, y para promocionar estas, pero condicionándolas a los mismos requisitos de las concentraciones de personas en general.

El decreto autoriza a Salud a autorizar o revocar autorizaciones; y a Fiscalía acusar penalmente a los desobedientes del decreto, exponiéndolos a penas de hasta 3 años de prisión.

La aprobación del decreto se da después de dos grandes protestas que ha enfrentado el gobierno de Bukele los días 15 de septiembre y 17 de octubre, fechas en las cuales ciudadanos, organizaciones, jueces, feministas, ambientalistas, comunidad LGBTI+, entre otros, han protestado contra la ley bitcoin, la habilitación de la reelección presidencial, la depuración de jueces por su edad, entre otros.