Deportes

Estados Unidos encarrila su paso por Tokio 2020 tras aplastar a Irán  El “Dream Team” se recuperó de la derrota ante Francia y las caídas en los partidos amistosos previo a los Juegos Olímpicos con victoria.

Redacción Deportes

miércoles 28, julio 2021 • 8:10 am

Compartir

Tras la tempestad de la derrota contra Francia, llegó la calma a Estados Unidos. Damian Lillard (21 puntos, 7 triples en solo 13 intentos) fue el timonel que condujo al equipo americano a un rearme moral contra la débil selección de Irán (120-66) para acallar las dudas de su estreno en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Estados Unidos no solo tenía que vencer, sino también que convencer. Su derrota del domingo contra Francia (83-76), un hito que no se producía en los Juegos Olímpicos desde las semifinales de Atenas 2004 cuando cayeron contra Argentina, había abierto una espita sobre el nivel del equipo y puesto en tela de juicio a su entrenador, Gregg Popovich, que ya fracasó en el Mundial de China 2019 con un séptimo puesto, aunque entonces tenía peor plantilla.

El conjunto americano mejoró en su segundo encuentro olímpico, aunque fuera contra una selección débil como la iraní, vigésima tercera de la clasificación mundial de la FIBA, ante la atenta mirada de varias de sus compatriotas del equipo femenino estadounidense que estuvieron en la grada del Saitama Super Arena después de cumplir ayer en su estreno ante Nigeria (72-81).

Junto con Lillard, brillaron Devin Booker (16 puntos y 5 rebotes), Khris Middleton (10) y Kevin Durant (10 y 5), en un partido en el que hubo minutos para todos, incluido Jerami Grant, que no debutó ante Francia.

El 'Team USA' llegó al partido con el mono de trabajo puesto. Lillard, inapelable desde los 6,75 metros, convirtió tres triples de sus primeros cinco, y Bam Adebayo dominó la pintura. Ajustaron los problemas con el gigante iraní Hamed Haddadi defendiéndole con el 'pequeño' Jrue Holiday, e incluso circularon con fluidez para su primera diferencia, sellada con triple de Durant (23-12, min. 7).


Los planes de los norteamericanos marchaban con el 28-12 que cerró el primer cuarto, y aún mejor con el 38-15 en los dos minutos iniciales del segundo que obligó al técnico iraní Mehran Shahintab a recuperar al gigantón Haddadi, que acabó con 15 puntos y 6 rebotes. A base de triples de Holiday, cada vez más importante en el esquema de Popovich, y dos seguidos de Zach LaVine, sofocaron su amenaza (47-17, min. 14).

El iraní Navid Rezaeifar, un incordio inesperado con una habilidad de tiro excepcional que anotó tres triples y una canasta sin fallo casi seguidas, dio aire fresco a los persas, pero de nuevo apareció la muñeca inspirada de Lillard con tres triples prácticamente consecutivos (en total embocó 6 de 11 en la primera parte, con un impresionante 55% de acierto), para irse al vestuario con 18 puntos en su casillero y el duelo más que decidido: 60-30.

La segunda mitad fue tiempo para los méritos. Devin Booker, con varias canastas y algún robo de balón, demostró que está dispuesto a aportar después de la derrota en la final de la NBA con los Suns; Khris Middleton, después de un anillo y muchos kilómetros en las piernas, dio minutos de calidad con 8 puntos en un tercer cuarto acabado en 82-43.

El último cuarto fue prácticamente un trámite para dar minutos al joven Keldon Johnson y establecer el marcador final, un 120-66 que da aire al discutido equipo norteamericano. El sábado les espera la República Checa de Tomas Satoransky, y están obligados a ganar para no complicarse el acceso a los cuartos de final.