Jim McGovern es considerado uno de los congresistas estadounidenses con mayor conocimiento de El Salvador, país que conoce desde los años 80 cuando dirigió la investigación de la masacre de los sacerdotes jesuitas. En esta entrevista analiza el futuro de las relaciones entre un Estados Unidos gobernado por Joe Biden y El Salvador.

Nacionales

“Espero que Biden se preocupe más por El Salvador” El congresista Jim McGovern dice que tiene a El Salvador en un lugar muy especial de su corazón. Los cuadros colgados en las paredes de su oficina en Washington revelan su trayectoria cercana a este país.

Álvaro Cruz Rojas

lunes 16, noviembre 2020 • 4:45 am

Compartir

Jim McGovern es considerado uno de los congresistas estadounidenses con mayor conocimiento de El Salvador, país que conoce desde los años 80 cuando dirigió la investigación de la masacre de los sacerdotes jesuitas. En esta entrevista analiza el futuro de las relaciones entre un Estados Unidos gobernado por Joe Biden y El Salvador.

 

¿Qué debe esperar El Salvador del gobierno de Biden en sus relaciones bilaterales? ¿Cree que habrá muchos cambios?

Sí, creo que habrá muchos cambios en los derechos humanos, el estado de derecho, el fortalecimiento de las instituciones, la libertad de prensa, creo que queremos trabajar juntos para invertir en las causas de la migración, para que haya más atención en temas de desarrollo, en prevención de violencia. Creo que la administración Biden buscará políticas de inmigración más racionales y humanas.

 

¿Cuáles son los temas de mayor interés o preocupación para una futura administración de Biden en El Salvador?


Será un enfoque en el fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos, el estado de derecho y trabajar en las causas de la inmigración, así como en políticas de inmigración más efectivas y humanas. Espero que la administración Biden realmente se preocupe más por El Salvador, y lo vea en de una manera más compleja, que la administración Trump que solo miró a El Salvador en términos de inmigración y drogas, no ha hecho nada más. Creo que Biden intentará abordar los desafíos económicos reales que tiene El Salvador, así como los desafíos del estado de derecho.

Congresista McGovern, Usted ha sido un amigo muy cercano de El Salvador a lo largo de los años, si pudiera asesorar al gobierno salvadoreño sobre las claves para una buena relación con el futuro gobierno de Biden, ¿cuáles serían esas claves?

Cuando el presidente Bukele asumió el cargo por primera vez, él personalmente prometió a muchos en los Estados Unidos, incluida la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi y a mí, que él respetaría los derechos humanos y que sería un gobierno transparente y responsable. Creo que realmente lo quiso decir con esas palabras, pero recientemente parece estar volviéndose atrás en algunos de esos compromisos, compromisos que hizo con el pueblo salvadoreño, compromisos que hizo con las víctimas y sobrevivientes de “El Mozote”, que son más importante que las promesas a funcionarios estadounidenses, las promesas que hizo al pueblo salvadoreño son las que debe cumplir.

Y el presidente electo Biden valora la honestidad, no puede tomar buenas decisiones políticas cuando hay falta de confianza y honestidad, por lo que sugeriría al presidente Bukele que sea honesto con los desafíos reales que enfrenta El Salvador y no enfatice en sus deseos y ambiciones políticas, También esperamos que los Estados Unidos y el gobierno salvadoreño quieran ayudar al pueblo salvadoreño a lograr sus sueños, porque en última instancia, esos son los objetivos que deberían ser.

 

¿Qué puede aprender un país como El Salvador de estos tiempos en Estados Unidos? ¿La era Trump y estas elecciones? ¿Qué podría aprender una democracia más joven como El Salvador de estos años y los últimos días sobre Estados Unidos?

Las normas políticas son importantes, muchas formas democráticas que operan en Estados Unidos no se aclaran, solo asumimos que serían respetadas por cualquier presidente, pero ese no es el caso del presidente Trump y en los próximos años, Estados Unidos debe ver cómo aclarar esas normas, cómo obedecer la ley, el equilibrio de poder entre las instituciones es muy importante. Y creo que todos los países deben tener controles y contrapesos para que los que están en el poder rindan cuentas a las personas a las que sirven. Estados Unidos no es inmune al nacionalismo y al autoritarismo, debemos. Y creo que Joe Biden lo dijo mejor: “tenemos que liderar el mundo con el poder de nuestro ejemplo,  no el ejemplo de nuestro poder”, que el poder político, y quienes lo detentan, deben dedicarse a lo que sea mejor para los intereses de la población, la gente y la otra cosa que tenemos que aprender, que sucedió en la administración de Trump, es que la división, la polarización y el odio no es bueno para nuestro país ni para ningún país, necesitamos liderazgo para unir a la gente, no dividir a la gente.

Una de las mayores esperanzas de nuestra población migrante en los Estados Unidos es la promesa del presidente electo Biden sobre la legalización de los inmigrantes indocumentados allí. ¿Lo ve posible? ¿Realista?

Espero que sea posible, pero honestamente será un gran desafío, creo que el presidente Biden está comprometido a tratar de ayudar a resolver los desafíos de la comunidad indocumentada en los Estados Unidos, Pero aún tenemos el Senado en manos republicanas, y al líder mayoritario del Senado, Mitch McConnell, necesitamos leyes de inmigración integrales, y eso requerirá que los congresistas actúen en ambas cámaras, es un tema bastante dividido y polarizado, y muchos de los inmigrantes indocumentados son trabajadores esenciales en este país, que mantienen la economía en marcha, ponen comida en nuestras mesas y creo que se han ganado su lugar en la familia estadounidense. Yo haré todo lo posible para ayudar a avanzar en un proyecto de ley de inmigración integral que ayudaría a muchos salvadoreños y centroamericanos. También creo que el presidente electo Biden está comprometido a mantener a los beneficiarios del TPS de Centroamérica, en proteger a los soñadores de DACA, él puede hacerlo por su cuenta, también está comprometido en mejorar el sistema de asilo. Esas serían grandes mejoras de las políticas brutales y crueles de la administración Trump,

 

En El Salvador causó mucha tristeza la noticia de más de 500 niños separados de sus padres en la frontera, ¿ve alguna posibilidad de solucionar este problema en la próxima administración?

El presidente electo Biden ha dicho que una de las primeras cosas que quiere hacer es trabajar con abogados, que han estado buscando a estas familias para que puedan reunir a los padres y a los niños lo más posible, incluida una revisión legal adecuada de su solicitud de asilo, creo que es apropiado, sé que será difícil, pero él está totalmente comprometido con eso, y también creo que cuando Joe Biden se convierta en presidente, las políticas crueles e inhumanas que la administración Trump que vemos suceder en la frontera incluso hasta el día de hoy, terminarán. Lo que la administración Trump le ha hecho a muchas familias que buscaban una vida mejor aquí en los Estados Unidos, y al separarlos de sus hijos, creo que es un crimen, creo que es un crimen de derechos humanos. Si esto sucediera en cualquier otro país del mundo, habríamos hecho una investigación para monitorear lo que está sucediendo. Y como miembro del congreso, estoy horrorizado por lo que está sucediendo en la frontera. Y me avergüenza eso, y creo que es una de las primeras cosas que hará Joe Biden, cambiará las políticas crueles de la actual administración.

“Creo que Biden intentará abordar los desafíos económicos reales que tiene El Salvador, así como los desafíos del estado de derecho”.

En los últimos días ha habido enfrentamientos entre el presidente Bukele con otros funcionarios como el fiscal general, ¿Tiene algún comentario al respecto?

No conozco los detalles al respecto, pero El Salvador, también en Estados Unidos, y en cualquier país, debe haber responsabilidad, transparencia y todos debemos obedecer la ley. El hecho de que sea presidente en los Estados Unidos o en El Salvador no significa que esté por encima de la ley, no significa que no debe rendir cuentas a nadie, por lo que, si hay problemas legítimos con la corrupción, eso debe investigarse. y digo que no importa de qué país estemos hablando. Usted verá que uno de los mayores cambios de Joe Biden en la política exterior estadounidense será volver a centrarse en este tipo de cuestiones como la transparencia, la rendición de cuentas, el estado de derecho y los derechos humanos, y será bueno tenerlo. Yo preveo que tendremos una administración que realmente se preocupa por la gente de El Salvador.

He pasado mucho tiempo a lo largo de los años en El Salvador, tengo un gran respeto por la gente de El Salvador, tengo un lugar especial en mi corazón para El Salvador, y mi primera visita a El Salvador fue durante un momento muy difícil para la historia de El Salvador en la década de 1980, cuando la guerra estaba en curso, una guerra cruel donde muchos civiles perdieron sus vive.

El pueblo de El Salvador se merece algo mucho mejor y lo obtendrá y espero que el presidente Bukele cumpla sus promesas, pero la conclusión es que el pueblo de El Salvador se merece algo mejor. Merecen rendición de cuentas, el Estado de Derecho, transparencia. Y también merecen inversión estadounidense para ayudar a generar empleos decentes, para ayudar a la gente a tener una buena vida, ese es el tipo de política exterior que creo que es lo que seguirá el presidente electo Biden, para los salvadoreños en El Salvador y en Estados Unidos.

“Tenemos que aprender, que sucedió en la administración de Trump, es que la división, la polarización y el odio no es bueno para nuestro país ni para ningún país, necesitamos liderazgo para unir a la gente, no dividir a la gente”.

El perfil

Jim McGovern

 

Congresista estadounidense desde 1996, por el estado de Massachusett.

Antes trabajó durante 14 años como asistente legislativo y dirigió la investigación de la masacre de los Jesuitas en El Salvador.

Ha estado muy cerca de El Salvador desde entonces. Es reconocido en EEUU por sus causas a favor de los derechos humanos, justicia social, reforma financiera y ha apoyado a los migrantes en ese país.