La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, a su llegada a la Comisión de Asuntos Exteriores. Europa Press.

Política

España pide respeto por el Estado de derecho y la independencia judicial en El Salvador

Europa Press con edición de Javier Maldonado

martes 4, mayo 2021 • 6:03 pm

Compartir

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, hizo un llamado a respetar el Estado de derecho y la independencia judicial en El Salvador, donde la nueva Asamblea Nacional controlada por partidarios del presidente, Nayib Bukele, destituyó el fin de semana a los jueces de la Sala de los Constitucional y al fiscal general.

González Laya aseguró que España está siguiendo la situación en el país centroamericano y está en contacto con las autoridades, a las que trasladó un "llamamiento al respeto del Estado de derecho, a la independencia judicial y a la separación de poderes".

En rueda de prensa con su homólogo de Serbia, Nikola Selakovic, indicó que además de seguir "atentos" a la evolución de la situación el Gobierno también está trabajando ya con sus socios de la UE y en la región.

La ministra de Exteriores insistió  que "Estado de derecho, independencia judicial y separación de poderes (son) principios fundamentales para España pero también para un país amigo como es El Salvador".

El paso dado por la nueva Asamblea Nacional salvadoreña, que controla el partido de Bukele, ha sido duramente criticado ya por Estados Unidos, la UE y la ONU.

Precisamente, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó este martes la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador, así como del fiscal general, y ha alertado de que esto "socava gravemente" la democracia y el Estado de derecho en el país.


En un comunicado, recordó que la separación de poderes es "la piedra angular de cualquier democracia" y matizó que "debilitar el control que uno ejerce sobre el otro provoca la erosión de los pilares del Estado de derecho y, por ende, del sistema democrático de un país".

Las críticas, sin embargo, no parecen haber hecho mella en Bukele, quien el domingo sostuvo que los diputados solo siguen un mandato popular que no les puso en el poder para "negociar".

"El pueblo no nos mandó negociar. Se van. Todos", señaló en su cuenta de Twitter, en un mensaje en el que también dijo que llevan "30 años" para expulsar al "régimen" que ha tenido al país "en la miseria, en la corrupción, en la inseguridad y en la desesperanza". "Negociaban con la vida del pueblo y ordenaban asesinatos desde las instituciones", denunció.