AFP

Deportes

España ve nacer a una estrella El técnico Luis Enrique confió en el talento y juventud de Ansu Fati lo alineó de titular y consiguió un 4-0, en el que incluye el récord del goleador más joven de la historia de España.

AFP

domingo 6, septiembre 2020 • 3:30 pm

Compartir

España dio un paso importante en su camino hacia las semifinales de la segunda edición de la Liga de las Naciones al derrotar con facilidad a Ucrania por 4-0, ayer en Madrid, con un doblete de Sergio Ramos, un gol de Ferrán Torres y un tanto de Ansu Fati con el que hizo historia.

Fati se convirtió en el goleador más joven de la historia de la selección española, a sus 17 años y 311 días, al marcar el tercer tanto de la Roja, en el minuto 32.

Antes de eso, Sergio Ramos había anotado los dos primeros tantos, de penal en el minuto 3, tras una falta al propio Ansu Fati, y al rematar de cabeza en el 29 un centro desde la izquierda.

Con el partido resuelto, el cuarto tanto llegó en los minutos finales (84), con un remate con la derecha, cerca del punto de penal, de Ferrán Torres, que ha dejado el Valencia para fichar por el Manchester City.

Fati batió con su gol el récord de precocidad de Juan Errazquin, que había marcado un triplete en su primer partido con la Roja contra Suiza, en Berna, a sus 18 años y 344 días, el 1 de junio de 1925, hace casi un siglo.

 


Fati, estrella del partido

El joven delantero nacido en Guinea-Bisáu, que llegó a España con siete años, anotó su histórico tanto con un disparo desde la frontal del área, por la zona izquierda, que tras dar en el palo se coló en la portería ucraniana, significando el 3-0 para España.

Fati, en su primer partido como titular, fue además la estrella del encuentro, mostrándose muy incisivo, prodigando remates y regates y creando varias ocasiones, incluido un remate de chilena, que dio en el cuerpo de un defensa ucraniano y se fue a córner, en el minuto 26.

El jueves contra Alemania, en Stuttgart, en el primer partido de la Liga de las Naciones, Fati ya se había hecho un hueco en la historia de la selección española al convertirse en el segundo jugador más joven en entrar en juego en un partido de la Roja desde Angel Zubieta, que participó con 17 años y 284 días, el 26 de abril de 1936, en un duelo contra Checoslovaquia (derrota por 1-0).

En ese primer partido de España en esta nueva competición continental, la Roja empató con Alemania (1-1), lo que le sirve para liderar el Grupo 4 de la Liga A, con cuatro puntos, seguida de Ucrania, con tres.