El excoronel salvadoreño escuchó la lectura de su sentencia ante la Audiencia Nacional Española.

Nacionales

España condena al excoronel Inocente Montano a 133 años de cárcel por la masacre jesuita La Audiencia Nacional Española declaró que el militar Inocente Montano era autor de la matanza.

Iliana Cornejo

viernes 11, septiembre 2020 • 10:13 am

Compartir

Autor de cinco asesinatos. Así lo declaró la Sala Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional Española en contra del excoronel Inocente Orlando Montano Morales de 77 años de edad, por la muerte de cinco sacerdotes españoles, la madrugada del 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, en El Salvador.

Los magistrados condenaron al  militar salvadoreño, único procesado por la masacre, a 26 años y ocho meses por cada asesinato, es decir, que su condena asciende a 133 años de prisión por la matanza. 

España encontró culpable en concepto de autor a Montano por la muerte de los sacerdotes jesuitas:

  • Ignacio Ellacuría, quien era el rector de la UCA.
  • Ignacio Martín Baró, el vicerrector académico de la UCA.
  • Segundo Montes Mozo, director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA.
  • Juan Ramón Moreno Pardo, director de la biblioteca de la UCA.
  • Amando López Quintana, profesor de filosofía de la UCA.

En el juicio que se desarrollo en junio y julio de este 2020, los testigos incriminaron al ex viceministro de seguridad, Inocente Montano, como uno de los militares que planificó y ordenó la masacre en una reunión del Alto Mando de la Fuerza Armada, el 15 de noviembre de 1989.

Según el exteniente, Yushy Mendoza, el Alto Mando ordenó asesinar a Ellacuría sin de dejar testigos, y esa madrugada, el batallón Atlácatl ingresó a las instalaciones de la UCA y asesinó a todos los sacerdotes, incluidos:

  • El sacerdote jesuita Joaquín López y López, fundador de la UCA.
  • Elba Ramos, quien era cocinera de los sacerdotes de la UCA.
  • Celina Ramos, hija de Elba Ramos.


La fiscalía española había pedido 150 años de cárcel para el militar salvadoreño, y la acusación particular solicitó a los jueces españoles incluir en la condena a las víctimas salvadoreñas, valiéndose del principio de justicia universal, sin embargo, la Audiencia Nacional decidió condenar solo por las víctimas españolas.

El excoronel salvadoreño escuchó la sentencia desde su silla de ruedas, por las enfermedades crónicas que ha padecido, incluido un cáncer, mientras bajaba su cabeza y extendía su brazo derecho, sobre una mesa blanca frente a él.

El 15 de julio pasado, en su derecho de última palabra, Montano dijo que le había "repugnado" las mentiras que se habían dicho en el juicio. Defendió a La Tandona, quien fue señalada de ser una organización terrorista y dio el pésame a los familiares de los sacerdotes jesuitas. Ese día, Montano también dijo que era amigo de Ellacuría.

Como parte de la condena, Montano también deberá pagar las acusaciones particular y popular. Montano fue extraditado el 29 de noviembre de 2017 desde los Estados Unidos, donde fue expulsado por su estatus legal. Llegó a España el 30 de noviembre de 2017 y desde entonces ha permanecido en prisión.

La sentencia aún no es firme y puede recibir apelaciones de las partes, según pronunciaron los magistrados al momento de la lectura.

¿Y hay caso Jesuita en El Salvador?

Sí. La Cámara Tercera de lo Penal de San Salvador ordenó reabrir la investigación por la masacre de los sacerdote jesuitas el 11 de marzo del 2019, reconfirmando la decisión del Juzgado Tercero de Paz que había resuelto reabrirlo en abril de 2018, tras la solicitud presentada un año antes, por el Instituto de Derechos Humanos de la UCA (Idhuca).

En el año 2000, un juzgado exoneró a los militares acusados del asesinato, basándose en la vigencia de la Ley de Amnistía. Actualmente el caso se mantiene activo y sin avances.