El ideal de cómo debería quedar conformada la próxima Asamblea Legislativa, seria por medio de la pluralidad de partidos políticos en contienda, algunos menos y otros más diputados, a fin de que no haya mayoría para nadie, ni pequeñas llaves que terminan vendiéndose como votos de oro al mejor postor, tal como lo ha hecho históricamente el partido PCN, quien le propició una gobernabilidad exquisita al partido ARENA, igual ocurrió con el partido GANA que se convirtió en el satélite del FMLN, durante 10 años, acompañándolo en todas las votaciones, incluyendo aquel famoso decreto 743 que se aprobó en la gestión de Mauricio Funes que obligaba a los exmagistrados de la Sala de lo Constitucional a emitir sentencias de inconstitucionalidad por unanimidad, a diferencia de los cuatro votos actuales, todo ello con el afán de amarrar las manos y los pies de los anteriores magistrados debido a las resoluciones que estaban emitiendo como; candidaturas independientes, el voto por rostro, el voto cruzado, la inconstitucionalidad de los intereses en las pensiones, y la emisión de bonos que no había seguido proceso de votación ante la Asamblea Legislativa.

Opinión

Equilibrio legislativo 2021

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios @Jaime_RO74

miércoles 6, enero 2021 • 12:00 am

Compartir

El ideal de cómo debería quedar conformada la próxima Asamblea Legislativa, seria por medio de la pluralidad de partidos políticos en contienda, algunos menos y otros más diputados, a fin de que no haya mayoría para nadie, ni pequeñas llaves que terminan vendiéndose como votos de oro al mejor postor, tal como lo ha hecho históricamente el partido PCN, quien le propició una gobernabilidad exquisita al partido ARENA, igual ocurrió con el partido GANA que se convirtió en el satélite del FMLN, durante 10 años, acompañándolo en todas las votaciones, incluyendo aquel famoso decreto 743 que se aprobó en la gestión de Mauricio Funes que obligaba a los exmagistrados de la Sala de lo Constitucional a emitir sentencias de inconstitucionalidad por unanimidad, a diferencia de los cuatro votos actuales, todo ello con el afán de amarrar las manos y los pies de los anteriores magistrados debido a las resoluciones que estaban emitiendo como; candidaturas independientes, el voto por rostro, el voto cruzado, la inconstitucionalidad de los intereses en las pensiones, y la emisión de bonos que no había seguido proceso de votación ante la Asamblea Legislativa.

Tampoco podemos olvidar como ciudadanos la encerrona que tuvo el 31 de julio del año 2014 el partido FMLN-GANA que duró alrededor de seis horas y que concluyó en la modificación de la agenda legislativa y someter a votación 15 reformas al código tributario, 3 reformas a la ley del impuesto sobre la renta y la aprobación de una ley de impuesto a las operaciones financieras. En esa ocasión únicamente se engavetó el impuesto predial y el impuesto a los bienes suntuarios. El pliego de reformas, al final, logró los votos de 44 diputados del FMLN-GANA.

Es decir que en 10 años de gobierno el FMLN, junto al partido GANA, se convirtieron en el dúo dinámico aprobando cuanto préstamo y emisión de bonos necesitaron, para luego repartirse por así decirlo el botín, durante ese tiempo aprobaron 23 impuestos nuevos todos vinculados a la seguridad, pero al final de los días nos dimos cuenta que el plan de seguridad consistía en una tregua con las pandillas, donde se les dio una gran cantidad de prebendas a las pandillas y a sus familiares, al final ya sabemos cómo terminaron los que pactaron con la sangre del pueblo.

Ahora bien, nos queda claro que hay partidos políticos como el PCN y GANA, que únicamente han contribuido a sus intereses partidarios, y que han sabido canalizar los votos de oro para ofrecerlos al mejor postor de turno, de modo que en esta coyuntura debemos  discernir, que otorgar el poder absolutamente a Nuevas Ideas para que controle la Asamblea Legislativa, es un voto a favor que se continúe degradando la democracia, dado que ya no habría ninguna discusión en la aprobación de préstamos, sino que todo orden vendría de CAPRES.

Como lo han dicho abiertamente los candidatos de Nuevas Ideas, también se debe sopesar que un voto para los partidos GANA, PCN, y CD, es un voto a favor de la tiranía que se instauraría en un eventual triunfo de los partidos allegados al presidente Bukele, excepto de algunas personas dentro del PCN, como Mario Ponce, que me parece una posición bien equilibrada, de manera que las próximas elecciones son clave porque acá se estaría jugando la República, la separación de poder  y la institucionalidad democrática que se alcanzaron con los Acuerdos de Paz.

Así que debemos abrir bien los ojos, y razonar bien el voto el próximo 28 de febrero, y entender que una buena parte de los que ahora compiten por Nuevas Ideas y el partido GANA, son los mismos que han estado detentando el poder desde hace décadas, incluso fueron funcionarios públicos de los partidos ARENA y el FMLN, pero si lo anterior no fuera suficiente, el presidente Bukele juró defender los recursos públicos, pero ahora mismo no quiere dar cuentas de cómo han manejado el dinero en la pandemia, incluso ha ordenado a sus ministros a no dar cuentas a nadie, cerrando las puertas a los auditores de la Corte de Cuentas.