La acusada argumenta que no hubo préstamo sino remesas familiares.

Nacionales

Enjuician a mujer por gastarse dinero de estudios en Ciencias Jurídicas para otras cosas Según Fiscalía fue un préstamo de su cuñada para que estudiara Derecho, pasaron siete años y nunca se graduó.

Jaime López

martes 2, noviembre 2021 • 3:15 am

Compartir

Brenda Idalia Díaz Portillo enfrenta un juicio en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador por estafa agravada en perjuicio de su cuñada, a quien en 2008, le pidió apoyo económico para financiar la carrera Ciencias Jurídicas; pero, al parecer, la imputada se gastó el dinero en otras cosas.

La cuñada de Brenda Idalia reside en los Estados Unidos junto a su esposo, y quien al parecer mensualmente le enviaba el dinero necesario para cubrir los gastos de estudio; el trato era que cuando se graduara, le empezaría a pagar el monto total.

En 2014, afirmó el fiscal, que Brenda Idalia llegó al extremo que dijo a su cuñada que ya era abogada y no era cierto, y le pidió más dinero para ser notaria. Su cuñada accedió y le envió dinero durante un año más.  La víctima se cansó y dejó de mandarle dinero; y a siete años de ese supuesto compromiso no le ha pagado.

La cuñada al enterarse que Brenda Idalia no había estudiado Derecho, se sintió defraudada y la acusó penalmente de estafa agravada.

Resulta que Brenda Idalia nunca estudió en ninguna universidad, la idea era que estudiaría para ser abogada, posteriormente sacaría el notariado”. Fiscal del caso

La víctima dejó de enviarle las remesas y le pidió que le pagara todo el dinero que le había enviado, pero supuestamente Brenda Idalia, le contestó que no le pagaría.


Para Fiscalía, se está frente a un “contrato criminalizado” porque la imputada nunca tuvo la intención de cumplir, “de hecho nunca estudió en ninguna institución

“Dice la víctima que le lloraba por teléfono para que le enviara el dinero y la señora de buena fe se lo enviaba”, dice el fiscal del caso.

Adicional a los gastos de estudio, Brenda supuestamente pedía a su cuñada que le enviara dinero para pagar exámenes y realizar tareas.

Nunca ha existido un préstamo como tal ni documentado ni de palabra, tampoco existen montos;  no sé de dónde saca los $180,000”. Rolando Aparicio, abogado defensor

La imputada en su defensa rindió su declaración indagatoria al Tribunal Segundo de Sentencia que realiza el juicio, que no era cierto que la cuñada le enviaba dinero para estudiar sino su hermano y que ella; solo le hacía el favor de irle a poner la remesa a un banco en los Estados Unidos.

Según el abogado Rolando Aparicio, defensor de la imputada ese dinero fue utilizado en cubrir los gastos médicos de su madre, arreglos a la casa donde ellos residían, no fue préstamo sino remesas familiares, además no hay una constancia en original que lo pruebe.

 

El dato

La Fiscalía ha solicitado al Tribunal Segundo de Sentencia que la condene a retribuirle los $180,000 a su cuñada y si no tiene el efectivo que le pague con algún inmueble.