Editorial

lunes 21, mayo 2018 • 12:00 am

En el “top 10” del desplazamiento forzoso del mundo

Compartir

El Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno publicó la semana paada un informe que coloca a El Salvador entre los diez país con más desplazados forzosamente en el mundo, con casi 300 mil personas en 2017. Es el único país latinoamericano en ese listado, junto a naciones como Siria, el Congo, Irak o Sudán.

Tristemente, el gobierno salvadoreño se ha resistido repetidamente a reconocer el fenómeno del Desplazamiento Forzoso provocado por la violencia, pero a diario somos testigos, como sociedad, de personas que tienen que abandonar sus hogares por el acoso y las amenazas de pandillas criminales. Hay colonias y urbanizaciones enteras en municipios del norte de San Salvador donde las pandillas deciden quién puede residir y quién no en esas zonas.

El informe advierte que el desplazamiento interno en el Triángulo Norte de Centroamérica ha tendido a ser invisible y   el caso salvadoreño, consideró información sobre casos de desplazamiento interno registrados por la policía y por la Procuraduría de Derechos Humanos.

La Sala de lo Constitucional ha logrado amparar a varias familias víctimas de este problema. Lo primero es que el Gobierno debería reconocer el problema y tomar medidas serias al respecto. No se puede justificar u ocultar esta realidad: la gente huye por la inseguridad de las pandillas.