Ayer, Medicina Legal extrajo los cuerpos que fueron hallados enterrados en la fosa séptica de Chávez Osorio. / Francisco Valle

Nacionales

En Chalchuapa todos tienen miedo Ayer, el Gobierno informó que Chávez Osorio guarda prisión en el penal de máxima seguridad, en Zacatecoluca.

Óscar Romero

viernes 21, mayo 2021 • 6:00 am

Compartir

El miedo se apoderó del municipio de Chalchuapa, en Santa Ana, cuando las autoridades revelaron que en el patio de la casa del expolicía Hugo Chávez Osorio, yacían los cadáveres de niños y mujeres. En esa misma casa la policía encontró los cuerpos de dos mujeres una semana antes, cuando recién habían sido asesinadas.

La casa donde forenses trabajan para exhumar los cadáveres de las víctimas —que aún no han sido contabilizados—, está situada en el callejón Estévez de la colonia Las Flores, a pocos metros del reconocido sitio arqueológico Tazumal, lugar que es visitado a diario por turistas.

A la escena, un  vehículo de Medicina Legal llegó a las 12:20 del mediodía de ayer para retirar los cadáveres en un pickup.

Ante eso, los vecinos tienen miedo. Las puertas de las casas del polvoso callejón permanecen cerradas, algunas personas se asoman a ver el movimiento policial a través de las ventanas, otros salen solo a hacer compras, es difícil que hablen sobre el tema y cuando lo hacen, aseguran nunca se imaginaron lo que en una de las casas estaba pasando.

“Se siente feo porque uno que tiene sus hijos ya ni confianza tiene que en la colonia anden jugando, porque como bastantes personas fueron”. Cristina Galván, habitante de Chalchuapa

Sorpresa.

Lucio Vásquez vive en el callejón desde que se construyeron las primeras lotificaciones, y nunca había vivido algo parecido, dijo a Diario El Mundo.

“Yo me he quedado admirado de ver todas las cosas que él (Hugo Osorio) hizo, y siendo una persona que no se le notaba nada”, manifestó Vásquez, “no solo esa persona ha de ser así, han de haber, en otros lugares”, dijo.

Óscar Escobar vive en la zona, “aquí pasaba el don, como un gran amigo se miraba pues, lo miraba pasar, pero si dan qué pensar estas cosas”, agregó que nunca escucharon nada extraño “fue de repente esta cosa aquí”.

“Yo simplemente lo miraba pasar en una moto(…), de repente fue la cosa esta, como le repito fue sorpresa esta cosa”, sostuvo Escobar, quien al igual que otros vecinos consultados por Diario El Mundo, dijo que se escuchaban casos de desapariciones en las zonas aledañas.

Un agente de la PNC de Chalchuapa, Santa Ana, dijo que en la delegación no podían brindar información de personas desaparecidas, puesto que esos datos los estaban manejando en la escena del crimen.

En medio del temor, decenas de familias llegan cada día con la esperanza de encontrar información de sus seres queridos que se encuentran desaparecidos. Con fotografía y documentación en manos, algunos esperan que, tras años sin saber de ellos, los puedan encontrar para darles sepultura.

En el parque central de Chalchuapa, las personas se pasean con hermetismo por lo que sucedió en la localidad, mientras otras, aseguran estar un poco más tranquilas tras la captura del presunto asesino, sin embargo, el miedo predomina al municipio occidental.

“Quizá ya van a estar más tranquilas las personas porque ya encerraron a la persona esta, el asesino en serie”. Jorge Cabrera, vendedor

El miedo del turismo.

El miedo afectó también a comerciantes afuera del sitio arqueológico Tazumal que está a unos metros de la escena.

Una vendedora que, por seguridad pidió no ser identificada, asegura que la afluencia de personas disminuyó porque uno de los cuidadores de vehículos podría estar vinculado a quien, según el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, calificó de “psicópata” y “desvíado sexual”, tras asesinar a sus víctimas con un tubo de hierro.

Un asesino en serie.

La madrugada del sábado 8 de mayo, la Policía Nacional Civil fue alertada por un doble feminicidio en la casa #11-A de la colonia Las Flores, de Chalchuapa. Ahí, encontraron los cadáveres de dos mujeres ¿el responsable? todo apuntaba a Hugo Ernesto Chávez Osorio, un expolicía con antecedentes penales por estupro, pero él mismo confirmó los asesinatos y además dijo a las autoridades que en la fosa séptica habían más cadáveres.

A simple vista, las autoridades encontraron dos cuerpos de dos hombres y al iniciar las excavaciones confirmaron la existencia de 13 cuerpos enterrados. 17 asesinatos en una misma casa. Chávez Osorio solo ha sido acusado por el doble feminicidio de las mujeres encontradas en su cochera.