Todos los imputados son reos presentes. / DEM

Nacionales

En caso Tecana 22 abogados expusieron alegatos iniciales

Juan Carlos Vásquez

jueves 22, noviembre 2018 • 12:03 am

Compartir

En la audiencia preliminar del caso conocido como “Operación Tecana” donde se procesa a 88 imputados entre comerciantes, abogados pandilleros de la clica Stoner Locos Salvatruchos y sus colaboradores, 22 defensores habían expuesto hasta ayer sus alegatos iniciales.

En sus intervenciones los abogados desvincularon a sus defendidos de los señalamientos de lavado de dinero, homicidio, organizaciones terroristas y simulación de influencias que el Ministerio Público está acusando.

Uno de los principales imputados en la causa penal es José Ernesto Carranza Quintanilla, perfilado por la representación fiscal como el abogado de la pandilla y ser el contacto directo de César Antonio López Larios, alias “Greñas”, principal cabecilla de la estructura.

En la diligencia la Fiscalía ha manifestado que Carranza Quintanilla, le conseguía a la pandilla los nombres de los investigados, el rumbo que llevaban los casos y quiénes eran los testigos criteriados.

Supuestamente, a petición de “Greñas”, contactó al investigador de la División Élite contra el Crimen Organizado (DECO) Carlos Alfredo Contreras Meléndez, para que le proporcionara información y lo alertó que a los Stoner les estaban investigando el patrimonio.

Ayer, el defensor de Carranza Quintanilla dijo que no existe ningún peritaje que refleje transacciones financieras, en esos depósitos a favor del abogado; agregó que unos documentos presentados como prueba fiscal no son legibles y que una casa en el Congo, Santa Ana, en la que supuestamente él se reunía con jueces y pandilleros, fue obtenida lícitamente, por lo que solicitó a la jueza que se emita un sobreseimiento provisional por el delito de lavado de dinero.

Con respecto a las organizaciones terroristas que le atribuyen al abogado, el defensor pidió que sea enviado a juicio ya que no tienen cómo desvincularlo de ese delito; la Fiscalía dice que Carranza Quintanilla era el principal colaborador jurídico y testaferro de la pandilla.