Economía

Empresas locales descartan escasez generalizada por crisis de suministros Las alzas de los fletes y retrasos de entrega golpean principalmente a productos importados de China.

José A. Barrera

viernes 19, noviembre 2021 • 4:00 am

Compartir

Las empresas salvadoreñas buscan nuevas fuentes de suministro para enfrentar la crisis logística que afecta principalmente a la importación de productos fabricados en Asia.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), Jorge Hasbún, descartó que a raíz de dicha situación se generen desabastos agudos en el mercado, aunque reconoció que habrá alzas.

El empresario explicó ayer en La Tribu FM que se han dado faltas de inventarios en algunos productos y mencionó el caso de una de las marcas de máquinas para rasurar, pero aseguró que esta es una situación temporal.

En las últimas semanas, las agencias de noticias difundieron fotos de anaqueles vacíos en supermercados en Estados Unidos, mientras que en El Salvador no se han registrado desabastecimientos de gran magnitud.

Yo no creo que haya una escasez crítica, porque hay ciertos factores que no nos afectan como a Estados Unidos”.
Jorge Hasbún
Presidente de Camarasal


Ricardo Cruz, vicepresidente del Comité de Transporte y Logística de Camarasal, agregó que solo el lunes 15 de noviembre en el Puerto de Los Ángeles (California) había unos 170 buques de los que 65 estaban atracados en los muelles, mientras que 105 esperaban espacios para la descarga de mercancías, muchas de ellas serán para el consumo local, pero otras serán redistribuidas a otras regiones del continente.

Hasbún dijo que esos problemas no están ocurriendo localmente y destacó que la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) se preparó adecuadamente con la contratación de más personal para carga y descarga de los barcos (estibadores) en Puerto de Acajutla, algo que permitió que los tiempos en la terminal se mantengan en parámetros adecuados.

 

Valoraciones.

El presidente de Camarasal dijo que si bien el costo del flete desde Asia está en niveles récords (de más de $20,000), el de otros orígenes como Perú o México, por ejemplo, no tienen grandes alteraciones y sus puertos operan con normalidad, lo que abre oportunidades para encontrar otros proveedores que antes eran muy caros y ahora se vuelven atractivos, esto incluye tipos diferentes de materias primas.

Hasbún destacó el caso de un industrial del plástico que ahora trabaja con resinas naturales como opción a las derivadas del petróleo, las que por la coyuntura son incluso más atractivas que las tradicionales.

Las opciones, sin embargo, no están a alcance de todos ya que los más afectados por una situación como la actual son las pequeñas y medianas empresas (pymes), pues las grandes tienen un margen de maniobra mayor financiera.

Las pymes se dedican a vender productos de alta rotación, entre los que entran los de la temporada navideña que incluyen artículos decorativos e incluso juguetes. Por esto, son las que tienen más riesgos ya que no necesariamente pueden cubrir el valor de un flete, el cual pude ser varias veces mayor al del producto que transportan.

La agencia de comercio y desarrollo de la ONU (UNCTAD) indicó que los precios de importación podían crecer un 11 % internacionalmente y los precios al consumidor en un 1.5 % hasta 2023.

Hasbún detalló que un juguete popular que viene de China paga un 15 % en concepto de Derechos Arancelarios de Importación (DAI) y sobre eso el 13 del Impuesto al Valor Agregado (IVA), los fletes han provocado que el precio final pase -en algunos casos- de $1.00 hasta más de $2.00.

La Cámara buscó apoyo en el Ejecutivo, a través del Ministerio de Economía, para tener ayudas como las de Honduras y Costa Rica que han creado la figura de un subsidio para los fletes en la medida que estos no se estabilicen, mientras que un decreto similar está en debate en el Congreso de Guatemala, pero en el país no han recibido respuesta.

 

Propuestas de las gremiales para contener los aumentos

  1. Apoyo: las empresas han solicitado a Economía aplicar un subsidio para poder pagar el valor de los fletes que se tenían antes de la pandemia.
  2. Proveedores: Camarasal recomienda a los importadores que busquen nuevas fuentes de suministro en otros mercados que no son afectados por la crisis de fletes.
  3. Anticipación: las compras anticipadas son también una recomendación para mantener suficiente inventario y no ser afectado por retrasos en la cadena logística.