Contenedor en las orillas de las playas de Sonsonate. Algunos fueron rescatados por las autoridades salvadoreñas.

Economía

Empresas costarricenses al borde de quiebra por retención de barco en puerto Acajutla El barco de Caribbean Express se encuentra retenido en el puerto de Acajutla hasta que pague una multa de $5 millones luego que sus contenedores se cayeran en el mar.

Redacción DEM

viernes 29, octubre 2021 • 11:55 am

Compartir

Las empresas costarricenses Zorollo S.A., El Rey, Tire Kingdom, Casona, Llantas Detalle Total Automotriz y Dos Pinos se encuentra en apuros por la retención en el puerto de Acajutla, Sonsonate, del barco que en septiembre pasado perdió una veintena de contenedores en las costas salvadoreñas.

El 14 de septiembre pasado, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) informó en su cuenta de Twitter que una embarcación que se dirigía al puerto de Acajutla perdió 21 contenedores que transportaba.

El buque Caribbean Express realiza una ruta desde el puerto Cortés, en Honduras, hacia Acajutla, en El Salvador, para luego seguir hacia la terminal Caldera, en Costa Rica.

 

 

Sin embargo, la embarcación se mantiene anclada desde septiembre en Acajutla porque la empresa transportadora no ha pagado a la CEPA una multa de $5 millones que le impuso por los embalajes, el peligro en el puerto de los contenedores flotando y posible daño al medioambiente.

CEPA señaló el 14 de septiembre que las condiciones climáticas podrían haber generado que los contenedores se desprendieran de la embarcación.

En un reportaje publicado este día en el periódico La Nación, el empresario costarricense Mainor Montero Salazar, al frente de la empresa familiar Zorollo S.A., explicó la angustia que vive por los retrasos en la mercadería varada en Acajutla, clave para sus procesos.

"Yo tuve que buscar ayuda psicológica. Le soy honesto porque, si no, de verdad, me hubiera vuelto loco”, relató el empresario a La Nación.

 

 

El empresario explicó que en el barco se mantienen las láminas de metales expandidos que utiliza en su empresa, cuya demora ha causado un retraso en sus líneas de producción del 50 % y teme quedarse pronto sin inventario y no poder pagar el alquiler de la bodega.

Esta incertidumbre también afecta a la empresa Detalle Total Automotriz, quien tiene 16,000 llantas en 11 contenedores varados en Acajutla. Simón Corrales, gerente general de la compañía, explicó a La Nación que ya dejaron de abastecer a sus clientes en alrededor de 40 líneas.

El temor del empresario es la pérdida de sus clientes, quienes al no encontrar los productos recurren a otros clientes.

Por su lado, la empresa costarricense Tire Kingdom tiene tres contenedores con llantas en Acajutla. Por el retraso, la compañía no pudo cumplir sus contratos de licitaciones y solicitó ampliaciones. Dos Pinos le explicó a La Nación que tiene productos no perecederos, por lo que no está en riesgo el suministro de lácteos en Costa Rica.