Jean Manes, embajadora de Estados Unidos en El Salvador, dijo ayer que la corrupción, que le permite a una persona robar millones de dólares de fondos públicos, es endémica y sistematizada, y señaló que en este tipo de actos se dan cuando “todos los puntos de seguridad fallan” en un país.

Nacionales

Embajadora EE.UU.: corrupción del país es endémica y sistematizada

Roxana Lemus

viernes 17, agosto 2018 • 12:05 am

Compartir

Jean Manes, embajadora de Estados Unidos en El Salvador, dijo ayer que la corrupción, que le permite a una persona robar millones de dólares de fondos públicos, es endémica y sistematizada, y señaló que en este tipo de actos se dan cuando “todos los puntos de seguridad fallan” en un país.

La diplomática fue una de las invitadas a la conferencia denominada “Combate a la corrupción y lavado de dinero. Experiencias internacionales y retos en El Salvador”, misma que fue organizada por la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa).

Durante su participación, Manes señaló que la corrupción es sistematizada porque “no se trata solo de un par de personas evadiendo la ley” sino “de un sistema designado para ocultar el fraude que involucra a miles de personas tras la burocracia, ineficiencia y falta de transparencia”.

Indicó que los bancos juegan un rol importante para fomentar la inversión, la industria, el crecimiento, la dinamización de la perspectiva económica y combatir la corrupción.

“Esto significa que el sector bancario también tiene una gran responsabilidad en asegurar que su influencia se utilice para beneficiar a El Salvador”, expresó, haciendo referencia a los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) que los bancos deben enviar a la Fiscalía General de la República (FGR) para el combate de la corrupción y lavado de dinero.

Afirmó que los casos más recientes en el tema involucran a funcionarios de gobiernos pasados y estimó que el país ha perdido alrededor de $650 millones.


La Fiscalía procesa al expresidente Antonio Saca por peculado y lavado de dinero de $300 millones y acusó al expresidente Mauricio Funes, por los mismos delitos, pero por $351 millones de gastos reservados de la presidencia.

“Al comparar el déficit  presupuestario de este año (vemos que) ascendió a $350 millones, un monto que El Salvador tuvo que cubrir con un préstamo del BID y que el país pagará con intereses por los próximos 20 años”, ejemplificó. Aseguró que la corrupción daña la confianza pública de los gobiernos, interrumpe el Estado de derecho, socava gravemente el clima de negocios y la confianza en el sistema financiero.

La embajadora señaló cinco claves para romper el ciclo de la corrupción y pidió se entendiera la frustración de Estados Unidos, que sigue invirtiendo en El Salvador.

“Estamos invirtiendo tanto en este país y manejamos directamente el dinero de los Estados Unidos, de la gente, de los impuestos, pero sabiendo que del otro lado de la puerta está saliendo una gran cantidad de dinero de una forma ilegal. ¿Pueden imaginar, si tuvimos esos $650 millones más la ayuda internacional, qué país íbamos a tener hoy?”, preguntó.