Por este hecho, Silva guarda prisión por el delito de desacato. Archivo DEM

Nacionales

El youtuber Roberto Silva busca libertad bajo medidas La diligencia que busca la libertad condicional a favor del youtuber, no se realizó por su ausencia y de la víctima.

Jaime López

viernes 9, julio 2021 • 4:30 am

Compartir

El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador reprogramó la audiencia especial programada para este jueves 8 de julio, la cual tenía como fin revisar las medidas impuestas al youtuber José Roberto Silva Rugamas, procesado por el delito de desacato, en perjuicio del exdiputado del FMLN, Jorge Shafik Hándal.

La Fiscalía alegó que para esa audiencia debía estar la víctima y el imputado (en detención provisional) que no asistieron por no haber sido convocados.

La fiscal del caso manifestó que la defensa presentó “ciertos arraigos laborales, familiares y  domiciliares”, como fundamento para solicitar que la jueza valore la posibilidad de darle libertad condicional a Silva Rugamas.

La representación fiscal posee documentación que acredita que el imputado puede evadir la acción de justicia, pero lo importante fue que la audiencia fue suspendida y se va a realizar el 15 de julio, a las 11:00 de la mañana, porque deben estar presentes las partes materiales”. explicó la fiscal.

El 18 de marzo, el Juez Cuarto de Paz de San Salvador resolvió que el caso contra Silva Rugamas continuará en la siguiente fase, solo que ya no por el delito por el que Fiscalía lo procesó al inicio: violencia contra funcionario público o agente de autoridad, sino por desacato.

La acusación

Los hechos que se atribuyen a Silva Rugamas ocurrieron entre las 8:00 y 9:00 de la mañana del 5 de marzo de 2020 en el portón sur de la Asamblea Legislativa; ahí el diputado Jorge Schafick Handal se bajaba del vehículo.


En ese instante, aparentemente el youtuber Silva Rugamas increpó al diputado efemelenista hasta llegar a los insultos, que incluso provocaron que el diputado también se saliera de control.

El juez dio cinco meses a la Fiscalía y defensa para que reúnan todas las pruebas tanto en contra como a favor del imputado.

El diputado Hándal en su condición de ofendido manifestó que con este tipo de proceso se busca sentar un precedente, “porque día a día en las redes sociales, todo el que tiene un celular se siente con el derecho de ofender, ultrajar o acusar de lo que sea a cualquiera sin ningún tipo de responsabilidad”.