Las selecciones de la República de Irlanda y Dinamarca pelearán este día en el Aviva Stadium de Dublín por ser la última de Europa que se clasifique para el Mundial de Rusia del año que viene, con un partido de vuelta incierto tras el 0-0 de Copenhague.

Deportes

El último boleto de la UEFA

Redacción Deportes

martes 14, noviembre 2017 • 12:00 am

Compartir

Las selecciones de la República de Irlanda y Dinamarca pelearán este día en el Aviva Stadium de Dublín por ser la última de Europa que se clasifique para el Mundial de Rusia del año que viene, con un partido de vuelta incierto tras el 0-0 de Copenhague.

Las repescas europeas se completan con este duelo, seguramente el más abierto de los cuatro y que ambas afrontarán con el siempre complicado resultado que se produjo la ida, que equilibra para los visitantes el hecho de tener que enfrentarse al ambiente que vivirá el estadio irlandés para llevar en volandas a los suyos.

El conjunto de Martin O’Neill sólo ha sufrido una derrota como local, ante Serbia (0-1), en la fase de clasificación, pero tampoco pueden jugar con la baza del empate que ya no les vale, salvo que sea sin goles y todo se decida en una tanda de penaltis, que el seleccionador irlandés ha estado preparando, para sufrimiento de los 53 mil espectadores que llenarán el estadio.

Por el contrario, los de Age Hareide, que perdonaron en la ida sus mejores ocasiones, saben que marcar ahora les puede servir más que hace unos días ante su público, avalados por su buen rendimiento ofensivo a domicilio en la primera fase, que cerraron con tres triunfos seguidos como visitantes.

Los locales necesitarán poner fin a la racha de ocho partidos invicto que arrastran los daneses, a los que además no han podido ganar en ninguno de sus últimos cinco encuentros oficiales.