Sagastume insta a las mujeres a buscar asesoría a las instituciones del Estado, para revisar si son o no víctimas de violencia. / Juan Carlos Villafranco

Nacionales

El termómetro de la violencia contra la mujer: ¿cómo sé si es delito? La ley especializada retoma siete tipos de violencia contra la mujer, algunos encajan en delitos penales.

Iliana Cornejo

sábado 7, marzo 2020 • 12:08 am

Compartir

Las escalas de la violencia van desde las agresiones laborales, simbólicas, económicas, patrimonial, psicológica, física, sexual, y la más brutal, el feminicidio. Todas están expresadas en la Ley Especializada Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV).

“(Las interacciones) Van subiendo de tono, desde burlarse físicamente: ‘¡Ha, que gorda estás!’ eso es violencia psicológica”, señala coordinadora contra feminicidios de la Fiscalía General de la República, Graciela Sagastume.

La fiscal ejemplifica que si estos señalamientos vienen de una persona con la que no se tiene confianza, es violencia porque menoscaba la autoestima.

“El tema es ¿esto va a constituir delito? Porque la ley nos da siete tipos de violencia, dentro de estos tipos de violencia, algunos encajan en algunos tipos penales, creería yo que la violencia psicológica está bastante enmarcada en las expresiones de violencia, pero siempre tenemos que ir viendo el contexto; que la agresión sea en su condición o relación de mujer no de otro tipo de situaciones”, explica Sagastume.

La fiscal también señala que el delito de violencia intrafamiliar, tipificado en el Código Penal y muy común tiene un requisito importante para ser judicializado: tener un proceso judicial en un juzgado de paz o de familia, por violencia intrafamiliar.

De lo contrario, la fiscalía está imposibilitada a iniciar un proceso penal; sin embargo, puede reconfigurar el delito y también redirigir el proceso al juzgado, pedir medidas de prevención,  para cumplir el requisito que impuso el legislador.


Sagastume también explica que es importante que las mujeres sepan a dónde recurrir a denunciar: La primer herramienta es la Policía Nacional Civil, que está obligada a recibir la denuncia y procesarla en sus unidades especializadas ODAC-UNIMUJER.

También el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), quien es el ente regulador de la LEIV, puede recibir denuncias y enviarlas a la fiscalía. De igual manera, la Procuraduría General de la República, los juzgados de paz o especializados para una vida libre de violencia y la misma Fiscalía.