Editorial

lunes 28, junio 2021 • 12:00 am

¿El SICA en las manos de Daniel Ortega? El SICA es un elefante blanco, inoperante, ineficiente para la integración regional, incapaz, con silencios demasiado cómplices

Compartir

El Sistema de Integración Centroamericana está a punto de elegir un nuevo Secretario General que sustituirá a Vinicio Cerezo, quien durante estos años ha hecho muy poco para avanzar en la integración regional y ha continuado la tradición de la burocracia del organismo, de declaraciones líricas y silencios cómplices hacia evidentes violaciones de derechos humanos y comportamientos dictatoriales como los de Nicaragua y Honduras con Daniel Ortega y Juan Orlando Hernández.

Pero el colmo es que ahora, por rotación del organismo, la dictadura de Daniel Ortega busca imponer como Secretario General a uno de sus incondicionales para manejar y manipular a su antojo el organismo regional. Algunos de los candidatos de la terna presentada por el régimen nicaragüense incluso han sido denunciados como violadores de Derechos Humanos desde que surgió la crisis política de 2018, que dejó más de 300 nicaragüenses asesinados por fuerzas de seguridad y escuadrones de la muerte del regimen.

Los países centroamericanos serían cómplices evidentes de la dictadura de Ortega si le entregan la Secretaría General a funcionarios de ese regimen y mucho menos en las circunstancias actuales que ese gobierno ha tenido condenas internacionales por el encarcelamiento de precandidatos presidenciales, opositores, empresarios y periodistas.

Sería una afrenta para toda Centroamérica que la región le entregue a Ortega el SICA, sería avalar sus violaciones de derechos humanos, los atropellos a las libertades y a la democracia. Para ser miembro del SICA, es requisito respetar los derechos humanos y la democracia, ¿creen los gobiernos de la región que Ortega los respeta? Si eso creen, mejor cierren el SICA y que la comunidad internacional ya no gaste un centavo en ese elefante blanco.