La circulación de dinero aumentó por más remesas familiares. /DEM

Economía

El Salvador tiene la segunda tasa de interés por crédito más baja de la región La tasa de interés de los créditos es la segunda más baja de la región debido a la solidez del sistema bancario, señaló el economista Claudio de Rosa.

Uveli Alemán

miércoles 21, abril 2021 • 4:15 am

Compartir

Los bancos en El Salvador ofrecen la segunda tasa de interés en créditos más baja de Centroamérica y República Dominicana, según estadísticas compiladas por el Consejo Monetario Centroamericano (CMCA).

En el sistema financiero están las tasas de interés pasivas que corresponden al porcentaje que retribuyen las entidades a los depositantes por sus ahorros y también están las activas, un monto adicional que pagan los usuarios de crédito por el dinero prestado durante un plazo fijado.

Las tasas de interés activas, sin inflación, en El Salvador cerraron en diciembre en 6.58 %. Este es el segundo valor más bajo de los países -sin considerar a Belice- que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA). A la plaza financiera salvadoreña solo le gana República Dominicana que ofrece un 4.07 %.

Estos datos fueron compartidos por el economista Claudio de Rosa, durante la presentación del primer análisis socioeconómico de 2021 del Observatorio de Políticas Públicas, de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), en el cual destacó que dichos resultados son un reflejo de la solidez y estabilidad del sistema bancario.

Tasas competitivas.

De Rosa explicó que el agregado monetario (el dinero en circulación) registró un dinamismo positivo de  10.6 % a febrero de 2021 por un impulso en los depósitos de ahorro o certificados de depósitos, ante el incremento de las remesas enviadas por los salvadoreños en el exterior.

Esto se sumó a la baja “significativa” del requerimiento de las reservas de liquidez de los bancos. “A raíz de esa reducción, los bancos han tenido suficiente liquidez y permitió que las tasas de interés se mantuvieran y tendieran a bajar levemente”, dijo el economista. 


LE RECOMENDAMOS: El Salvador alcanza cifra récord de remesas familiares pese a pandemia

Las tasas de interés pasivas (de los ahorros) que otorgan los bancos en El Salvador son además las segunda más altas de la región al llegar a diciembre de 2020 a 3.98 %. En este caso, al país le aventaja Panamá con un 4.05 %.

De esa manera, el spread bancario, la diferencia entre los tipos de interés activos y pasivos, de El Salvador es 2.82 puntos porcentuales y es el valor más bajo de la región.

El Salvador tiene un sistema financiero altamente eficiente, donde los depositantes tienen una buena tasa de interés y, los que toman crédito, tienen una muy baja tasa de interés que les permite hacer inversiones en mejores condiciones que otros países”.
Claudio de Rosa
Economista socio de la UFG

Crédito.

La cartera de crédito al sector privado se elevó a $14,221 millones a febrero pasado con un crecimiento de $39 millones contra los $14,182 millones con los que cerró en 2020.

Al comparar la cartera al cierre de 2019, hay un aumento de $271 millones (un 1.9 %) contra los resultados del año pasado.

El economista destacó que el aumento se logró, pese al cierre de la economía por cinco meses, por la liquidez de las instituciones financieras que actuaron “con prudencia para evitar un deterioro de sus carteras de crédito”.

Sin embargo, las reservas de liquidez del sistema financiero impulsaron más el crédito al Gobierno central con un incremento de $754 millones. 

El aumento del crédito al Gobierno (con un crecimiento del 45.9 %) desplazó al sector privado, que tuvo un menor dinamismo en la gestión de préstamos en 2020.

TRES DATOS CLAVE:

Más dinero: El agregado monetario, es decir, el dinero circulando, aumentó $1,837 millones en los últimos 12 meses por el alza en los ingresos de remesas.

Suficientes recursos: La economía tiene suficientes recursos para recuperar la actividad productiva a través de créditos ante el alza en la cartera de depósitos.

Competitividad: La UFG destacó que las tasas de interés son una ventaja para las empresas pues ofrecen mejores condiciones a las regionales.