El Salvador mostró la mayor variación al alza del gasto público en América Latina. /DEM

Economía

El Salvador tiene el mayor incremento del gasto público de América Latina La Cepal señala que el gasto en El Salvador aumentó por las transferencias y el subsidio, además de concesión de préstamos y pago de salarios.

Uveli Alemán

jueves 22, abril 2021 • 11:22 am

Compartir

El gasto público de las economías latinoamericanas alcanzó en 2020 niveles históricos no vistos hace medio siglo, siendo El Salvador el que mostró el mayor incremento del gasto público en toda la región, revela un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En su Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021, presentado ayer, la agencia de Naciones Unidas destaca que las medidas adoptadas para enfrentar la pandemia del covid-19 en la región significaron un “fuerte aumento” del gasto público en 2020 que solo se comparan con los niveles observados en la crisis de la deuda que ocurrió en la década de 1980.

La Cepal registra que el gasto público regional alcanzó su nivel más alto a un 24.7 % del Producto Interno Bruto (PIB, producción de bienes y servicios), desde que se comenzaron a publicar los datos fiscales en 1950.

En la lista de las 16 economías de América Latina y el Caribe figura El Salvador con el mayor peso del gasto público primario en 33.1 %. En segundo lugar, está República Dominicana y en tercero destaca Brasil en 23.8 %.

58.7 %DeudaLa deuda pública del Gobierno central llegó al 58.7 % del PIB, un incremento de 7.5 % contra el 2019.

El gasto primario contempla los desembolsos que realiza la administración pública, sin contar los intereses o pagos relacionados con deuda. Este indicador quedó en negativo para las economías de Honduras, Costa Rica y Ecuador.

¿En qué se aumentó?

Al observarse la variación por componente de gasto en El Salvador mostró una expansión del 8.4 puntos porcentuales del PIB, la variación más alta de la la región sin considerar a Venezuela.


La Cepal destaca en su informe que el alza en las transferencias corrientes del Gobierno salvadoreño se debe a los mayores recursos destinados a las instituciones descentralizadas (hospitales públicos), al Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) para financiar el fideicomiso para la recuperación económica, y los gobiernos municipales.

Detalló que la entrega de subsidios y transferencias corrientes tuvo el mayor peso con 4.3 puntos porcentuales. El segundo gran gasto público fue la concesión neta de préstamos y el tercero el pago de sueldos y salarios. Además, se contabilizan las erogaciones como gasto de capital, compra de bienes y servicios, y pago de intereses.

PUEDE LEER: El Salvador continuará aumentando su deuda pública hasta 2022

Extender las medidas.

Pese a los resultados fiscales históricos en la región, Alicia Bárcena, secretaría de la Cepal, consideró que “es importante extender los paquetes de medidas fiscales durante 2021 ante la fragilidad del proceso de recuperación económica y para continuar mitigando los efectos sociales, productivos y económicos de la pandemia”.

Esto no dejará de representar un desafío para los países, sumó la ejecutiva, que considera que los países latinoamericanos deben mantener el gasto público al tiempo que fortalezcan la sostenibilidad de la política fiscal expansiva.

En esta nueva realidad, para la Cepal, es importante que se incorporen perspectivas de género como análisis de los efectos distributivos de las políticas de ingresos, y gasto e inversión en la mujer.

Estos esfuerzos se dirigieron a fortalecer los sistemas de salud pública, apoyar a las familias y proteger la estructura productiva, señaló la Cepal.