El proyecto de presupuesto de 2018 se entregó a finales de septiembre de 2017, pero no se publicaron las proyecciones macroeconómicas que se utilizaron para su elaboración./ DEM

Economía

El Salvador retrocedió en transparencia presupuestaria

Maryelos Cea

jueves 1, febrero 2018 • 12:03 am

Compartir

El Salvador retrocedió en transparencia presupuestaria durante los últimos dos años, revela la más reciente Encuesta de Presupuesto Abierto, elaborada por International Budget Partnership (IBP, en inglés).

La Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) presentó ayer los resultados de El Salvador en esta encuesta que se publica cada dos años y  con la que se elabora el Índice de Presupuesto Abierto (OBI, en inglés). La edición 2017 analiza la transparencia presupuestaria en 115 países del mundo.

Investigadores - en el caso de El Salvador, de la Funde- y especialistas de cada país responden un cuestionario de 142 preguntas, que también reciben comentarios de los gobiernos. Con estas respuestas, IBP evalúa la transparencia, la participación pública y la vigilancia del presupuesto.

IBP toma en cuenta la disponibilidad en línea de ocho documentos clave para el proceso presupuestario y también sobre la calidad de la información contenida en ellos.

La investigación para la encuesta de 2017 inició en agosto de 2016 y concluyó en enero de este año, pero solo tomó en cuenta lo ocurrido hasta diciembre de 2016.

 


Retroceso

El Salvador obtuvo 45 puntos de 100 posibles en el área de transparencia. Esto implica que se brinda a los salvadoreños información limitada sobre el presupuesto nacional.

La Funde destacó que esta es la primera vez que El Salvador registra una caída en los resultados del OBI. En 2015, el país obtuvo 53 puntos, la calificación más alta que registra desde 2006, cuando inició la medición.

Jaime López, investigador de la Funde, explicó que el retroceso se debe a atrasos en la publicación de información sobre el presupuesto y a un descenso en la calidad de dicha información.

En el cuestionario de IBP, El Salvador salió mal evaluado en aspectos como la publicación de las proyecciones macroeconómicas que se utilizan para elaborar el presupuesto. Desde 2015, señaló López, el Ministerio de Hacienda no comparte estos datos en su portal Transparencia Fiscal.

De los ocho documentos que analiza IBP, el país no cumple con elaborar una revisión de medio año del presupuesto. Es decir, un ejercicio donde se revisa el comportamiento de variables como ingresos y gastos, para someterlas a ajustes.

Respecto a América Latina, El Salvador se ubicó como el sexto país – de 17 analizados  en la región– con el menor puntaje, superando solo a Nicaragua, Paraguay, Trinidad y Tobago, Bolivia y Venezuela.