Corte de la cinta de inauguración del INnovaLab por ejecutivos de Termoencogibles, ASI y funcionarios del Gobierno. /Cortesía ASI

Economía

El Salvador estrena su primer laboratorio para impulsar negocios del futuro Las instalaciones del INnovalab están equipadas con tecnología de punta para el desarrollo de modelos de negocios innovadores.

Uveli Alemán

jueves 3, diciembre 2020 • 12:14 pm

Compartir

El Salvador ya cuenta con su primer laboratorio especializado en el desarrollo de modelos de negoción innovadores, denominado INnovalab.

Este es un proyecto apoyado por la empresa salvadoreña Termoencogibles en alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

El INnovalab es un laboratorio especializado en la vinculación, incubación e innovación para el desarrollo de negocios de alto valor. Se trata del primer proyecto que integra la academia, emprendedores, trabajadores por cuenta propia, inversionistas y empresas.

“Estamos conectando la industria con la empresa tecnológica emergente, academia, gobierno y capital de inversión para facilitar la construcción y co-creación de negocios innovadores”, indicó Rodrigo Tona, CEO de Termoencogibles, empresa con más de medio siglo de experiencia en el mercado de los empaques flexibles y bolsas plásticas.

Eduardo Cader, presidente de la ASI, aseguró que desde la gremial se impulsa la cuarta revolución industrial y la innovación, para fomentar el uso de tecnología en el desarrollo empresarial y capacidades laborales.

LE RECOMENDAMOS: Innovación requiere de más inversión


INnovalab dispone de instalaciones equipadas con tecnología de punta para elaborar prototipos como impresoras 3D, laminadoras y cortadoras láser. También cuenta con salas creativas de multimedia y para desarrollo de ideas, así como espacios para co-working.

El proyecto es la consolidación de la iniciativa Industria Joven.  Es el primer laboratorio especializado en la vinculación, incubación e innovación para el desarrollo de proyectos de negocios con el apoyo del sector industrial.

El laboratorio ofrecerá además servicios de asesoría para la construcción de ideas innovadoras y mentorías. “Estoy seguro de que el INnovaLab va a convertirse en un aliado importante tanto para la academia como para jóvenes emprendedores y empresarios que deseen innovar y mejorar sus modelos de negocio”, manifestó Matthew Reese, subdirector de USAID El Salvador.

El diseño y conceptualización del laboratorio contó con la asesoría de la consultora Innbox, quien será responsable de dar asistencia y formación en las áreas de innovación y prototipo.

La empresa estadounidense Rockk3t apoyará en la aceleración y construcción de nuevas compañías con alto valor e impacto social. El edificio de INnovaLab recibió la certificación mundial de EDGE, una evaluación para construcciones que cumplen con estándares de sostenibilidad; el caso del laboratorio, ha logrado un ahorro del 20 % en el consumo de energía y agua.

CONOZCA TAMBIÉN: El Salvador mejoró 16 puestos en el ranking mundial de innovación