Uno de los compromisos asumidos el miércoles por El Salvador en la carta de entendimiento y cooperación con Estados Unidos fue unirse al Marco de Respuesta Integral para los Refugiados que exige conceder permisos de estancia legal a quienes requieran protección internacional como tales.

Política

El Salvador acordó proteger refugiados en carta con EE.UU.

Yolanda Magaña

viernes 30, agosto 2019 • 12:03 am

Compartir

Uno de los compromisos asumidos el miércoles por El Salvador en la carta de entendimiento y cooperación con Estados Unidos fue unirse al Marco de Respuesta Integral para los Refugiados que exige conceder permisos de estancia legal a quienes requieran protección internacional como tales.

La carta de entendimiento firmada por el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, y los ministros Alexandra Hill y Rogelio Rivas, reconoce la decisión de El Salvador de unirse a este marco cuyas siglas son MIRPS en español o CRRF en inglés.

El documento, un anexo de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, busca dar una respuesta integral a los refugiados en el mundo, con garantías en lo posible de medidas para identificar su necesidad de protección internacional, sus necesidades esenciales, su documentación, su seguridad y respeto a derechos humanos.

El MIRPS busca medidas que garanticen la credibilidad de los sistemas de asilo, colaborando entre países de origen, de tránsito y de destino para facilitar el regreso de personas sin requisitos.

De acuerdo a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), en el mundo hay 25.9 millones refugiados y 3.5 millones solicitudes de asilo. Estados Unidos ha sido el mayor receptor de solicitudes: en 2018 recibió 254,300 de las cuales El Salvador hizo 33,400 peticiones .

Guatemala fue el siguiente país con mayor cantidad de solicitudes y los venezolanos se convirtieron en la tercera nacionalidad con más solicitudes de asilo.


La carta de entendimiento entre El Salvador y Estados Unidos busca apoyo en la seguridad fronteriza, aplicando las leyes de inmigración, apoyo en investigaciones criminales a pandillas, contrabando de personas, redes de tráfico, y también el intercambio de información biométrica.