Cada invierno es un suplicio para las 195 familias de las cuatro comunidades asentadas en las orillas del río San Francisco, en el municipio de San Francisco Gotera, en Morazán, a falta de bordas reparadas que impidan que el río se salga de su cause.

Nacionales

El río San Francisco amenaza en Morazán

Rosa Fuentes

martes 25, mayo 2021 • 4:45 am

Compartir

Cada invierno es un suplicio para las 195 familias de las cuatro comunidades asentadas en las orillas del río San Francisco, en el municipio de San Francisco Gotera, en Morazán, a falta de bordas reparadas que impidan que el río se salga de su cause.

Los habitantes aseguran que han aprendido a vivir con el peligro que representa el afluente en el invierno, pero guardan la esperanza de las reparaciones.

“No han realizado las reparaciones a la borda y el invierno ya inició.  Tenemos temor a que en una tormenta fuerte se desborde el río y el agua alcance  hasta un metro de alto dentro de las viviendas. Además se pierden los cultivos de maíz”, dijo una habitante del Barrio las Flores.

A las orillas del río San Francisco habitan unas 75 familias de la comunidad Arrupe, otras 80 del barrio Las Flores, unas 25 del barrio El Calvario y 15 en el cantón El Norte.

En total son unos cinco kilómetros de borda que necesita reparación, a punto que el invierno inicie.

“No han realizado las reparaciones a la borda y el invierno ya inició. Tenemos temor a que en una tormenta fuerte se desborde el río”. Lugareño del río San Francisco


El alcalde de San Francisco Gotera, Alfredo González,  expresó que ya conversó con el Ministerio de Obras Públicas, y aseguró que en los primeros días de junio, esta cartera de Estado realizará una inspección a las bordas que fueron construidas con el fin de evitar que el río salga de su caudal y cause daños a las viviendas de estas familias.

El edil aseguró que han sostenido reuniones con los habitantes de la zonas más críticas en invierno, para escuchar sus necesidades. También se realiza el plan con Protección Civil Municipal, para estas zonas de riesgo.

La zona más crítica es la  comunidad Arrupe, la cual queda aislada. “Es una comunidad olvidada por las municipalidades anteriores donde residen 75 familias,las cuales son afectadas en el invierno por el desbordamiento del río San Francisco”, dijo el alcalde.

El alcalde también habló de un plan que ejecutarán en el verano,que consiste en un sistema de drenajes en los barrios Las Flores y El Calvario. “Es un mega proyecto para evitar que estas familias sufran las crecidas del río”, afirmó.

El Ministerio de Medio Ambiente señaló que el invierno comenzaría a partir de la segunda quincena de mayo, pero se deben acumular 50 milímetros de agua en 10 días continuos.