Los espacios públicos han permanecido cerrados desde mediados de marzo a causa de la pandemia de covid-19 que ha afectado al planeta. Es claro que, con la reapertura no solo de las actividades económicas, pero también sociales, es necesario tomar medidas preventivas para evitar, en la medida de lo posible, un repunte en la tasa de contagios. No hay que olvidar que el coronavirus seguirá rondando por un buen tiempo, por lo que lo mejor es prepararse para ello y para que la ciudadanía sea el mayor impulsor de una nueva cultura de prevención.

Opinión

El regreso al espacio público

Mayuly Ferrufino / Directora Ejecutiva de Fundaparc

jueves 10, septiembre 2020 • 12:00 am

Compartir

Los espacios públicos han permanecido cerrados desde mediados de marzo a causa de la pandemia de covid-19 que ha afectado al planeta. Es claro que, con la reapertura no solo de las actividades económicas, pero también sociales, es necesario tomar medidas preventivas para evitar, en la medida de lo posible, un repunte en la tasa de contagios. No hay que olvidar que el coronavirus seguirá rondando por un buen tiempo, por lo que lo mejor es prepararse para ello y para que la ciudadanía sea el mayor impulsor de una nueva cultura de prevención.

En este marco, la alianza entre The Howard G. Buffet Foundation, la Alcaldía de San Salvador, Glasswing International y la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) realizó una encuesta para conocer la intención de visita de la ciudadanía al espacio público. La encuesta se efectuó a más de mil personas en el área metropolitana y se realizó una sobremuestra en el área del Parque Cuscatlán donde la Alcaldía de San Salvador, junto a la Fundación Parque Cuscatlán (FUNDAPARC), hacen importantes esfuerzos para conservar y activar este espacio icónico de la ciudad.

Las playas del país y los parques del Área Metropolitana de San Salvador ocuparon el primer lugar en preferencia con un 53% de disposición de visita por parte de los encuestados. El Parque Cuscatlán y el Parque Bicentenario fueron los espacios catalogados con mayor expectativa de visita por el 42% y 22% de la población respectivamente.

El 98% de los encuestados estuvo de acuerdo con que solo visitarán los espacios que cuenten con protocolos de bioseguridad y dejaron claro que se necesitará contar con la información sobre las medidas preventivas que se están implementando en el espacio para tener la confianza suficiente para visitarlo (94%). La mayor preocupación por parte de los encuestados (97%) es estar rodeado de personas que no usen mascarilla y requieren que el aforo de los espacios se reduzca al menos a la mitad para sentirse más seguros (93%).

En otras palabras, si bien regresar al espacio público es una necesidad para reactivar la sociedad en general, también significa dar un voto de confianza a quienes administran los espacios y, más importante aún, a nuestros conciudadanos que deben seguir las medidas para mutuamente protegernos.

Se trata de mantener un equilibrio entre entre el deseo de la ciudadanía de salir, disfrutar y usar su ciudad y mantener medidas que nos permitan estar sanos para trabajar, estudiar y seguir adelante en esta nueva normalidad. En estas circunstancias, es vital informar y educar. Aunque hay mucha información sobre las medidas de prevención, se debe asumir que siempre podemos aportar y aprovechar el deseo de la ciudadanía de colaborar con las autoridades y el bienestar común.


El covid-19 ha cambiado la vida de todos de forma repentina y radical, incluyendo la de los espacios públicos. No obstante, existen formas de recuperar estos espacios y, con ello, recuperar también una sensación de libertad después de todo el tiempo que hemos vivido en cuarenta. Un aspecto necesario para que esto suceda es que, la ciudadanía como las autoridades, se comprometan con un desconfinamiento ordenado y medido. Sin dudas, el acompañamiento del proceso de reapertura con observación y medición puede dejarnos muchos aprendizajes para el momento que estamos pasando y para el futuro.