Artistas de diferentes colectivos se han unido para trabajar en la producción de un cortometraje basado en uno de los cuentos de Claudia Lars, que buscaría ser transmitido a través de Netflix.

Escena

“El regalo”: El cortometraje salvadoreño que podría ser transmitido por Netflix Nueve salvadoreños asesorados por dos talentos internacionales trabajan en la producción de un corto que alcanzaría los requisitos para poder llegar a transmitirse a través de Netflix.

Jessica Merlos

viernes 17, septiembre 2021 • 5:30 am

Compartir

Artistas de diferentes colectivos se han unido para trabajar en la producción de un cortometraje basado en uno de los cuentos de Claudia Lars, que buscaría ser transmitido a través de Netflix.

El cortometraje se titula “El regalo” y está basado en el cuento “El regalo de cumpleaños” de Margarita del Carmen Brannon Vega (Claudia Lars).

Nicolás Baires es el director del proyecto, Andrea González la guionista, Karilyn Vides y German Hernández son productores, Anma Alonso y Carlos Portillo son actores, Sofía Morales la diseñadora, Kevin Rojas es el editor y Dani Cortéz el encargado de sonido. Cada uno en su especialidad ha contribuido en el corto.

 

Inicio del proyecto.

Andrea González y Nicolás Baires explicaron a Diario El Mundo que ella siempre fue fan del trabajo de Claudia Lars y en una oportunidad pensó en hacer una adaptación.

Antes de marzo de 2021 Ambulante y Netflix anunciaron en sus plataformas que estarían dando ayuda para iniciar proyectos enfocados en historias de pueblos originarios y afrodescendientes, por lo que, a partir del trabajo de Andrea se motivaron a participar.


Entonces en abril a través del fondo Miradas (de Ambulantes y Netflix) recibieron capital semilla para la producción.

Participaron 300 proyectos de los que solo fueron seleccionados 80, de los que tres de esos son salvadoreños, incluyendo acá a “El regalo”.

 

El avance

Ya está lista la preproducción, la planeación, cronograma, diseños, las tomas de cómo quieren que se vea el resultado final. “Lo único que nos falta es hacer la producción animada”, explica Baires.

Utilizarán la técnica del rotoscopio, que implica grabar a los actores de forma real para luego hacer  las animaciones a partir de esas imágenes. Por lo que buscan diseñadores o dibujantes interesados en dibujar el proyecto para poder hacer aproximadamente 10.000 imágenes que les hacen falta para poder hacer la animación completa.

“El proceso en sí no es tan complejo, pero sí bastante largo porque en cine son al menos 24 imágenes por segundo y tenemos un aproximado de 10 minutos, entonces estar dibujando cada imagen es lo que lleva bastante tiempo”, explicó el director.

 

¿Se transmitirá en Netflix?

El equipo explicó a El Mundo que no cuentan con la seguridad de que vaya a ser transmitido por el gigante de streaming, sin embargo, continúan optimistas y además, aspiran a que llegue a ser presentado en festivales internacionales.

“Una de las cosas que a nosotros también nos preocupa es que podamos tener la calidad necesaria para poder distribuir este cortometraje dentro de la plataforma de Netflix”, dijo Baires.

Este proyecto a pesar de haber sido parcialmente financiado por Netflix, no les  asegura que vaya a ser distribuida por la plataforma, porque deben cumplir ciertos parámetros y requisitos que estén a la altura de su plataforma.

“No importa de cuánto sea la producción hasta el momento, si no es de la calidad que ellos establecen desafortunadamente el corto no va a salir en la plataforma.

 

La esperanza.

La idea de tener suficientes diseñadores y talento humano les asegura que la calidad “estará a ese nivel necesario” para cumplir la aspiración de llegar a la plataforma.

Destacan, además, que el contenido del cortometraje “por ser algo que ya es un tema conocido por muchos, esta cultura de los 50 en El Salvador con los pueblos originarios”, ven valioso rescatar y difundir actualmente.