Editorial

martes 24, agosto 2021 • 12:00 am

El país necesita transporte masivo eficiente El área metropolitana de San Salvador necesita un sistema de transporte masivo eficiente, seguro, moderno y sin contaminación ambiental.

Compartir

El viceministro de Transporte, Saúl Castelar, revelaba ayer que el país ya superó los 1.4 millones de automotores en circulación, una cifra enorme para un país tan pequeño como El Salvador. Es algo así como un vehículo por cada cinco personas.  El crecimiento de automóviles es “acelerado”, de un 8 % anualmente, mientras que el parque de motocicletas crece entre el 17 y el 18 % cada año.

El funcionario explicaba que debido al mal sistema de transporte público, los salvadoreños han optado por independizarse con vehículo propio y es cierto. En El Salvador tenemos un sistema de transporte público ineficiente, inseguro en términos viales y de criminalidad, usualmente sobrecargado excesivamente.

De ahí la necesidad de un sistema de transporte masivo eficiente, seguro, moderno. El concepto original del Sitramss, por ejemplo, era el correcto, pero es una lástima que se hizo con tantas irregularidades en su concesión.

Hace casi tres décadas que un alcalde capitalino llegó a proponer un metro para el Área Metropolitana de San Salvador, una propuesta que fue saboteada desde el Ejecutivo y hasta motivo de burlas, pero ese edil tenía razón en su visión de futuro. Probablemente ya se hubieran podido pagar un par de líneas del metro en lugar de esa enorme carga de subsidios que se paga a los buseros.

El Salvador necesita definitivamente un sistema de transporte masivo, moderno, de preferencia eléctrico, pensado para las próximas décadas, con la menor contaminación posible, a la altura de las grandes ciudades del mundo. Es cuestión de planificarlo y buscar a los inversionistas indicados para ese proyecto.