Editorial

viernes 8, diciembre 2017 • 12:00 am

El número de homicidios es aún demasiado Hay que reconocer que una reducción de casi el 27 % en el número de homicidios es importante, pero 3,600 asesinatos todavía es demasiado.

Compartir

El Gobierno presentó esta semana, como uno de sus logros en materia de seguridad, una importante reducción de homicidios que ronda el 27 % hasta noviembre. Sin duda, es un logro, pero contabilizar 3,621 asesinatos es todavía demasiado,una de las tasas más altas del mundo.

El Salvador ha tenido casi 40 mil homicidios en la última década. La década anterior, fácilmente, había superado los 20 mil homicidios, de manera que es fácil suponer que las muertes violentas en “tiempos de paz” han superado ya las víctimas de la horrible guerra civil que sufrimos entre 1980 y 1992 en El Salvador.

Este periodo de gobierno, lamentablemente, terminará superando a todos sus antecesores en esta macabra cifra.

Es cierto, no hay soluciones a corto plazo en materia de seguridad, sobre todo, después de tantas políticas erradas a lo largo de las últimas décadas -desde la electorera Mano Dura hasta la vergonzosa tregua-, y ahora no se puede resolver esta situación de la noche a la mañana, pero tampoco el país puede desmayar en su lucha decidida contra la corrupción.

La seguridad debe verse como una lucha de nación, alejada de la propaganda electorera. El país tiene que revertir esta horrible tendencia y rescatar su paz, su armonía y su futuro.