AES y Grupo NVS instalaron en agosto la primera electrolinera pública del país en el municipio de Santa Tecla.

Economía

El mercado de autos eléctricos se alista para iniciar la marcha Hace un mes, se inauguró la primera “electrolinera” pública en El Salvador el municipio de Santa Tecla.

José A. Barrera

martes 28, septiembre 2021 • 5:30 am

Compartir

Un auto de combustión estándar puede recorrer hasta 300 kilómetros con unos 12 galones de gasolina, cantidad que a precios actuales representa una inversión -en combustible- de unos $44. Sin embargo, conducir la misma cantidad de kilómetros con uno de motor eléctrico requiere de una inversión de menos de $10.

El Salvador trabaja desde hace unos cinco años en fomentar el desarrollo del mercado de la electromovilidad, un tema que lejos de ser una moda de países desarrollados se perfila para ser el nuevo estándar para la industria del automóvil en el mundo.

A finales de agosto, la estadounidense AES inauguró la primera electrolinera del mercado, es decir, la primera estación de carga abierta al público para autos de enchufables gracias a una alianza con Grupo NVS, que administra una red de estaciones bajo la marca Texaco.

Abraham Bichara, presidente ejecutivo de AES El Salvador, explicó que la empresa está enfocada en el desarrollo de sistemas de electromovilidad y que ejecutan iniciativas para introducir equipos de carga, los que en una primera etapa no tendrán costo para su uso.

AES ya cuenta con nueve cargadores eléctricos en sus oficinas comerciales y planteles técnicos, tres de ellos en la zona oriental, dos en la occidental y cuatro en la central, además de otra estación en el Ministerio de Medioambiente y Recursos Naturales.

Se estima que, a través de las agencias distribuidoras, en los últimos dos años apenas han ingresado unas seis unidades 100 % eléctricas en el mercado local”. Héctor Fonseca, gerente de Marca de Porsche El Salvador


Nueva oferta.

Si bien la industria eléctrica está enfocada en el desarrollo de la incipiente infraestructura, el mercado apenas da los primeros pasos para la implementar la venta de los primeros modelos aprovechando los incentivos que da la legislación salvadoreña.

“La falta de incentivos fiscales hacía que la importación de vehículos híbridos y eléctricos resultara en precios demasiados elevados, lo que hacía poco atractiva su importación y venta”, dijo Héctor Fonseca, gerente de marca de Porsche El Salvador.

El ejecutivo explicó que con la exoneración de los impuestos de importación, Valor Agregado y primera matricula, el segmento se vuelve competitivo.

Porsche instaló en su sala de ventas cargadores. La empresa traerá en diciembre los primeros Taycan Turbo S (eléctrico deportivo).

Añadió que se estima que, a través de las agencias distribuidoras, en los últimos dos años apenas han ingresado unas seis unidades 100 % eléctricas, pero no se tienen datos del mercado informal.

Estamos comprometidos con brindar al país tecnologías que permitan alcanzar un futuro energético más sostenible”. Abraham Bichara, presidente AES El Salvador

Roberto Sandoval, director general de la división Soluciones de AES El Salvador, dijo que las electrolineras de la compañía tienen una capacidad de carga de 7.4kw, poseen un diseño resistente a la intemperie y están equipadas con WiFi, que permite monitorear su desempeño en tiempo real de forma remota.

No existen datos oficiales de cuántos autos eléctricos están en operación en el país, pero avanzan los planes por habilitar electrolineras para cuando el uso se dinamice.

La estación de AES y Grupo NVS está en centro comercial La Skina (Santa Tecla) y se considera como de carga media, ya que hace una carga completa entre 3.5 y 4 horas. Aunque, una carga parcial de hasta 20 minutos puede facilitar la llegada a un destino urbano sin inconvenientes.

Bichara explicó que el costo estimado de la carga completa de un sedán como el Hyundai Ionic tendría un costo cercano a los $6.