Deportes

El Manchester United hunde aún más al Liverpool, al que elimina de la Copa El equipo de Klopp entra en crisis, apeado de la Copa y descendido a la cuarta posición en la Premier.

AFP

domingo 24, enero 2021 • 2:07 pm

Compartir

El Manchester United se clasificó este domingo para los octavos de la Copa de Inglaterra (FA Cup) al batir 3-2 al Liverpool, una derrota que pone de manifiesto el mal momento que vive el vigente campeón de la Premier League.

Un libre directo lanzado con maestría por Bruno Fernandes a 12 minutos del final fue el golpe definitivo para los Reds.

Antes, en un duelo de altura, Mohamed Salah había abierto el marcador (18) e igualado 2-2 (58), respondiendo a los tantos de Mason Greenwood (26) y Marcus Rashford (48).

- Fernandes, decisivo desde el banquillo -
Los Reds, que están a seis puntos del líder United en la Premier, solo han ganado uno de sus siete últimos partidos contando todas las competiciones... Y fue ante un Aston Villa en el que jugaron los futbolistas del filial en la tercera ronda de la Copa.

El jueves, el equipo dirigido por Jurgen Klopp cayó 1-0 ante el Burnley, en la que fue su primera derrota en liga en Anfield desde 2017 -68 partidos consecutivos-.

Este domingo el campeón de Europa en 2019 había empezado el duelo con su famosa delantera reivindicándose. El brasileño Roberto Firmino filtró un pase milimétrico a Salah y el egipcio finalizó con un sutil globo que superó a Dean Henderson.

En un choque más abierto que el 0-0 de hace una semana en el campeonato, los desajustes de su defensa se evidenciaron en sendas contras convertidas por Greenwood, con un disparo cruzado que sorprendió a Alisson, y Rashford, también letal ante el arquero brasileño.

Como varias otras piezas claves en los dos bandos, Bruno Fernandes había empezado en el banquillo. Tras entrar en juego, una falta realizada a Edinson Cavani fue convertida por el portugués.

El United jugará en octavos ante el West Ham. Al Liverpool de la 'era Klopp' se le sigue resistiendo la Copa: desde la llegada del alemán nunca ha superado los octavos.