Juan González de Escalada Álvarez dirige la misión médica de la Fundación SAMU que llegó el pasado 30 de julio y colaborará por un mes con el personal sanitario del hospital El Salvador. El grupo de 28 sanitarios pertenece a la Fundación SAMU (Servicios de Asistencia Médica de Emergencias) de la ciudad de Sevilla, en Andalucía, España. En la misión hay médicos, enfermeras, técnicos en cuidados de enfermería y urgencia. Todos ya pasaron por la experiencia de atender pacientes covid en España.

Nacionales

“El hospital está bien, lo que hay que pulir es la forma de trabajo”

Álvaro Cruz Rojas

jueves 13, agosto 2020 • 12:02 am

Compartir

Juan González de Escalada Álvarez dirige la misión médica de la Fundación SAMU que llegó el pasado 30 de julio y colaborará por un mes con el personal sanitario del hospital El Salvador. El grupo de 28 sanitarios pertenece a la Fundación SAMU (Servicios de Asistencia Médica de Emergencias) de la ciudad de Sevilla, en Andalucía, España. En la misión hay médicos, enfermeras, técnicos en cuidados de enfermería y urgencia. Todos ya pasaron por la experiencia de atender pacientes covid en España.

 

¿En qué consiste su misión en El Salvador?   

Estamos colaborando día a día en el hospital El Salvador. Estamos haciendo una colaboración de acompañamiento a los profesionales del hospital tanto a nivel de mandos intermedios como a nivel del sanitario a pie de cama. A las 6:30 estamos en el hospital, en el ropero, como están todos los sanitarios del hospital y entramos a la guardia (turno) y acompañamos a los sanitarios codo con codo para ayudarles a reforzar sus competencias en la organización de gestión hospitalaria y a su vez estamos con los mandos intermedios acompañando en la toma de decisiones y haciendo recomendaciones. Es una experiencia muy gratificante. En tanto nosotros también hemos vivido la experiencia de avanzar un centro sanitario en el momento de la pandemia donde no había nada.

 

¿Cómo llegaron a El Salvador, quién los contactó?


Nosotros en Andalucía es conocido que hemos tenido una actividad frenética en cuanto a la lucha contra el covid. Hicimos una serie de actividades, desde coser mascarillas cuando no había, hasta la docencia en la lucha contra el covid. Dentro de esto, el cónsul de El Salvador en Sevilla nos contactó y nos preguntó si seríamos capaces de enviar un equipo y aquí estamos.

 

¿Tienen experiencias en otras misiones internacionales?

Samu lleva haciendo experiencias internacionales por 30 años, muchos de mis compañeros son antiguos alumnos de nuestra escuela, algunos de ellos fueron integrantes de misiones. En Filipinas estuvimos seis meses, ha sido la misión más duradera, en Nepal estuvimos un mes, en Haití cinco meses, a eso se le suman misiones en el norte de Marruecos frecuentemente. Algunos de nuestros compañeros también estuvieron atendiendo refugiados sirios en Calais, en el norte de Francia.

 

¿Cómo se compara su experiencia en España con lo que han encontrado aquí?

Nosotros tuvimos la solicitud del gobierno andaluz de hospitalizar un hotel, de hecho varios hoteles, varios compañeros tuvieron esa misión, y los problemas que nosotros tuvimos los vemos reflejados aquí. Por ejemplo, tener que contratar a sanitarios muy junior y lanzarlos a pelear contra el covid, igualmente como se está haciendo aquí, tener varios días de preparación antes que entren en la zona, se hacen evaluaciones y a partir de ahí se va a entrar, como nos hemos visto obligados a hacer en España y en muchos casos, con mejores medios que los que yo tuve la oportunidad de trabajar.

Si bien yo no soy del gobierno español, recibimos encomienda para hospitalizar hoteles. Se está haciendo mucho, hay muchos medios, gracias a Dios, y hay que acompañar a los profesionales para que se pongan a la par de los compañeros más experimentados, estamos intentando ayudar a acelerar ese proceso.

 

¿Qué les ha parecido el hospital El Salvador donde están asignados, hay los medios adecuados para el trabajo?

Yo los medios los veo aceptados. Es sorprendente ver que hay alas enteras del hospital que aún están desocupadas pero ya están dotadas, los medios están bien. Lo que hay es que pulir las formas de trabajar del personal porque algunos son junior, otros no, cada vez vemos más gente senior, gente a la que se está potenciando para que acelere su crecimiento y su desarrollo y pueda efectivamente pasar de un nivel más básico a una mejor labor de gestión y en ese sentido creo que podemos sacar mucha partida de ellos.

 

¿Han encontrado diferencias notables entre los pacientes en España y los pacientes salvadoreños?

Hemos encontrado pacientes muy similares dada la propia pandemia. Sí hemos encontrado al sanitario salvadoreño muy abierto a esas lecciones que nosotros hemos aprendido, que hemos tenido, a adquirirlas e incorporarlas, pero en cuanto al paciente no hemos visto gran diferencia. También es cierto que nosotros atendimos pacientes proviniendo de residencias de ancianos, no de la calle directamente, no era cualquier paciente, pero en cuanto a la fisiopatología del paciente es similar.

Aquí los pacientes son más jóvenes. A nosotros nos mandaban pacientes de las residencias de ancianos, entonces una de las primeras altas que dimos fue un paciente de 94 años que estaba fantástico de cabeza y de físico. El otro día vimos a una chica que a mis ojos tenia ocho o nueve años, y resulta que tenia 17 porque tenía bajo peso, ese fue un caso de los más impactantes, porque soy padre de chicos más o menos de esa edad.

 

Una preocupación constante aquí ha sido si el personal tiene equipo de protección…

Sí. El personal tiene equipo. Yo he visto ligeras diferencias en el material que se usa aquí con el que se usa allá (en España), por ejemplo, aquí se usa bota de agua y nosotros usábamos una bota con cubrebota, y creo que la bota de agua es más segura que la que yo usaba allí. Hay de todo.

 

¿Y el equipo del hospital? ¿Hay respiradores?

Hay respiradores, monitores, esperando que lleguen pacientes. Nosotros vemos bien el hospital, en cuanto a medios, no faltan.   Nosotros hacemos el mismo horario que el personal salvadoreño, tomamos turnos de 12 horas todos los días.

 

La sociedad salvadoreña ha estado muy preocupada por el tema del colapso hospitalario, como vimos en Italia, España o China. ¿Qué está pasando aquí?

 

No es lo que estamos viendo aquí, por mi cuenta, el hospital El Salvador está muy próximo al objetivo que marcaban de las mil camas y la gran mayoría de esas camas están disponibles. Es sorprendente pasar por algunos espacios, y uno ve las camas vestidas listas para recibir pacientes y hay espacio. Me cuentan que hay otros centros que atendían a los pacientes covid antes de que se inaugurara el hospital El Salvador y se están volcando esos pacientes para el hospital, o sea que esos hospitales que actualmente se está pensando en vaciarlos para poder abrirlos para el resto de las afecciones, podrían ser de vuelta a su configuración covid.

 

¿Y el personal?

Personal suficiente es lo que se está trabajando en formación, hay personal, está entrando más para atender pacientes, hará falta más pero veo que se está trabajando en ello.