Buenos Días

El Hermano Toby cambió la vida de mucha gente

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 4, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

El Hermano Toby falleció el miércoles y este hecho ocupó gran parte de la pauta noticiosa del país la semana pasada. Edgar López Bertrand, como era su verdadero nombre, fue el pastor evangélico más influyente y reconocido del país, dedicado por más de cuatro décadas a predicar el Evangelio. El hermano Toby estableció la denominación protestante más grande de El Salvador, que también se ha extendido a otros países.

Solo una vez tuve la oportunidad de conversar brevemente con él en una reunión en la que ambos fuimos invitados y donde nos enriqueció con una aleccionadora anécdota de su vida. Aunque soy católico, de vez en cuando veía sus sermones por televisión y conozco de cómo el Señor se valió de su prédica para cambiarle positivamente la vida a mucha gente que se acercaba a él y su Iglesia.

Por supuesto, como todo hombre público, el hermano Toby nunca estuvo exento de polémicas y críticas -algunas muy válidas-  pero siempre creeré que sus enormes aportes en mejorar la vida espiritual de miles de personas, vale muchísimo más que cualquier otro juicio que querramos hacerle y ni qué decir de sus obras materiales, hechas sin buscar reconocimientos públicos.

Frecuentemente decimos que el país tiene una profunda crisis de valores y que somos una sociedad profundamente dividida. Por eso es que aún las figuras más emblemáticas, como el hermano Toby, nos dividen. Pero hay que saber evaluar lo positivo en retrospectiva. Todas las denominaciones religiosas del país deberían fomentar la unidad, despertar el espíritu dormido que a veces mostramos y encaminarnos a construir un mejor país. Cambiar la vida de tantos salvadoreños que lo necesitan, como lo hizo el pastor Toby. Lamento su fallecimiento del hermano Toby y espero que su familia y los amigos del Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel tengan consuelo en su fe.