Editorial

martes 13, julio 2021 • 12:00 am

El hartazgo de los cubanos contra el castrismo La mayor protesta antigubernamental en 62 años tiene tres motivaciones: la falta de libertad, el hambre y el pésimo manejo de la pandemia

Compartir

Por primera vez en 62 años, ha habido protestas masivas en Cuba contra el regimen que desde 1959 gobierna la isla. El grito de “Libertad, Libertad” y “Patria y Vida” resonó fuerte pese al estado de terror que ha impuesto el castrismo.

Como era de esperar, el regimen ha reaccionado con represión y encarcelamientos masivos. Con el pretexto de siempre: culpar a los Estados Unidos. Pero las protestas tienen claramente tres motivaciones y las tres son responsabilidad de la dictadura castrista que hoy encabeza Miguel Díaz Canel.

La primera es la falta de libertades y derechos esenciales. Los cubanos han visto convertirse la isla en una cárcel de intolerancia donde si no se es fanático del regimen, solo tiene como caminos, la persecución política y el asedio, la cárcel o el exilio.

La otra motivación es el hambre. La escasez de alimentos está extendida por la isla, la gente tiene que hacer horas de cola para conseguir alimentos que además, deben pagar en divisas que pocos tienen.

Y tercero, el manejo de la pandemia. El mito del sistema de salud cubano se cae a pedazos porque los casos de covid-19 se multiplican y el acceso a la salud es muy limitado.

Seguramente el regimen aplastará las protestas a sangre y fuego como les enseñó a hacerlo a los regimenes de Venezuela y Nicaragua, pero el clamor de un pueblo que ha llegado al hartazgo no se podrá detener. El regimen castrista es un dinosaurio en vías de extinción. No se puede vivir en pleno siglo XXI bajo un regimen que viole repetidamente los derechos humanos y las libertades y quede impune, o que siga viendo a su dirigencia enriquecerse mientras su pueblo tiene hambre. Admirable el despertar de los cubanos.