El grupo de danza contemporánea "Oxígeno + Danza" cumple este mes de julio treinta años de trayectoria artística y de incidencia social a través del baile.

Escena

El grupo de danza contemporánea "Oxígeno + Danza" llega a sus 30 años El grupo de danza contemporánea "Oxígeno + Danza" cumple este mes de julio 30 años de haberse conformado y "enseñar a través del arte".

Jessica Merlos

lunes 19, julio 2021 • 5:30 am

Compartir

El grupo de danza contemporánea "Oxígeno + Danza" cumple este mes de julio treinta años de trayectoria artística y de incidencia social a través del baile.

Su autor filosófico fue Julio Ernesto Fuegos, quien durante los años 80 junto a otros profesionales de la danza contemporánea formaron el grupo “Evolución”, que después cambiaría a “Oxígeno + Danza”. En un principio, el grupo estuvo conformado por Fuegos, Julio Mejía y Fátima Alfaro.

Ellos se reunían tres veces por semana, poco para ensamblar una pieza, pero cada uno tenía formación en danza y se formaban por su cuenta, y ya al reunirse se dedicaban a ensamblar.

Tras la muerte de Fuegos, Mejía y Fátima Alfaro buscaron conservar la filosofía del fundador: “Que cada vez que se sube al escenario se tenga la responsabilidad de divertir, de entretener, pero al mismo tiempo dejar una enseñanza”.

Actualmente, quien lidera el movimiento es Julio Mejía y relata que siempre el grupo ha sido “adelantado a la época”, pues para 1990 ya presentaban temas como el machismo, la prostitución y otros. El otro integrantes es Ignacio Cruz.

El legado

Como mayor legado de la danza de esta agrupación para el país, Mejía considera que es la “identidad salvadoreña”. “La identidad no es El Carbonero, no es Las Volcaneñas, la identidad es lo que le pasa al salvadoreño y ahí me atrevo a decir que es lo que deja Oxígeno + Danza”.


Además de "trascender en el arte". “Aquí la gente todavía se vuelve loca con el ballet clásico, y yo no digo que sea malo, pero es como la lectura, no nos vamos a quedar leyendo El Quijote o Hamlet toda la vida, como cultura general lo lee, pero de ahí pasa a otra cosa”, expresa Mejía.

Este grupo de danza ha marcado a Mejía el deseo de querer ser un “salvadoreño de verdad”, a quien él describe como “aquel que no niega su realidad, la acepta y trabaja sobre ella”.

Por su parte, Ignacio Cruz, expresa que en grupo ha encontrado un espacio de formación y proyección artística de la danza contemporánea “comprometida”. “No se limita únicamente al trabajo técnico, kinestésico”, y que "exhorta a la conciencia de quien se forma, y la conciencia colectiva de quienes ven los trabajos".

Destacados:

“Me atrapó de la danza como una forma de educar”- Julio Mejía.

“Ha habido infinidad de grupos (de bailarines) a través de tantos años, pero no le dan seguimiento”, expresa Mejía.

Oxígeno + Danzo se ha caracterizado por no estar sujetos a un escenario formal como el de un teatro, es más siempre han dado presentaciones en calles, plazas públicas e incluso en cantones.

Otro punto que destacan es que “las presentaciones han sido pocas, pero han sido sustanciosas”.