Florentino Pérez, presidente del Real Madrid / AFP

Deportes

El fichaje bomba que frustró Florentino Pérez el pacto de palabra estaba establecido, pero el presidente blanco realizó un movimiento que acabó con la negociación.

Redacción Deportes

jueves 1, octubre 2020 • 4:10 pm

Compartir

Donny van de Beek tenía que enfundarse la camiseta del Real Madrid esta temporada. Así lo acordaron el futbolista y el club blanco con el beneplácito del Ajax el verano de 2019.

El centrocampista tenía que ser el refuerzo estelar del pasado curso, pero las salidas de Frenkie de Jong con destino al Camp Nou y de Matthijs de Ligt a la Juventus provocaron que el club de Amsterdad cerrara la puerta de salida para no dejar al equipo sin toda su columna vertebral.

La operación se aplazó un año, pero con todos los términos de la misma acordados. Y así lo ha confirmado el representante del futbolista, Guido Albers.

"El año pasado estuvimos negociando para que fichase ese mismo verano, pero el Ajax se resistió después de las marchas confirmadas de De Jong y De Ligt. Al final se quedó, pero lo teníamos todo arreglado. Todos los papeles se firmaron ya el año pasado", desveló un Albers que reiteró: "Nos dimos la mano y dijimos: está al 100%. Lo mantendríamos en silencio un tiempo, después pasaría el reconocimiento médico y en verano llegaría a Madrid".

Un secreto a voces que todo el mundo del fútbol conocía pero que no ha fructificado por la crisis económica derivada de la pandemia provocada por el coronavirus.


El descenso de ingresos ha dejado a los clubes muy tocados y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tomó la determinación de cerrar el grifo e imponer unos ajustes económicos que se han traducido en la falta de refuerzos. Y Zidane se quedó sin el centrocampista que esperaba para dar el relevo a Luka Modric.

50Golesha marcado Donny van de Beek desde su estreno como futbolista profesional en 2014-15.

Van de Beek se cansó de esperar y acabó aceptando la propuesta que le presentó el Manchester United. En un momento dado se relacionó al joven centrocampista neerlandés como posible refuerzo del FC Barcelona, pero la falta de liquidez y las limitaciones salariales del vestuario impidieron que el club blaugrana pudiera abordar la operación.

Con Van de Beek, Ronald Koeman hubiera reunido a la pareja de pivotes que asombró hace dos temporadas en la Champions League. El técnico del Barça ha otorgado el mando de las operaciones en el centro del campo blaugrana a Frenkie de Jong, que estará secundado por Mrialem Pjianic y Sergio Busquets.