Editorial

viernes 23, junio 2017 • 12:00 am

El enorme riesgo de otro impago a los fondos de pensiones

Compartir

El próximo 8 de julio, el Gobierno deberá pagar $47.3 millones de capital e intereses sobre la compra obligatoria de los Certificados de Inversión Previsional (CIP). Es una fecha clave para que el Gobierno evite otro impago como el ocurrido en abril que tantas consecuencias negativas tuvo para El Salvador.

Volver a caer en default o impago, sería una catástrofe para El Salvador, nuestra calificación crediticia se ha desplomado a niveles dramáticos y muestran cómo la crisis fiscal se ha agudizado, y parece haber un objetivo consciente de afectar la rentabilidad de los fondos de pensiones de los trabajadores.

Esto es una gran ironía, el FMLN que tanto ha hablado de defender los derechos de los trabajadores, está irrespetando sus obligaciones con sus sagradas pensiones, cambiando las reglas de juego y poniendo en peligro el futuro de millones de retirados.

En su discurso ideologizado pretende atacar a las Administradoras de Fondos de Pensiones sin caer en cuenta que esa violación de la seguridad jurídica, en realidad a quienes afecta es a los fondos de los trabajadores en sus cuentas individuales.

Ojalá que el Gobierno busque la forma de evitar el impago y sepa ordenar sus finanzas, asuma su responsabilidad y no se limite a culpar a otros de sus propios errores.