Editorial

sábado 9, marzo 2019 • 12:00 am

El enfoque debe ser fortalecer a la PNC y Fiscalía

Compartir

En la Asamblea Legislativa aparece cada tanto alguna propuesta que parece bien intencionada pero que al analizarla a profundidad termina siendo una medicina peor que la enfermedad que se busca combatir. En este caso hablamos de la propuesta de las recompensas y de la virtual privatización de las capturas de los más buscados.

Un diputado de Gana propuso dar recompensas a personas particulares o agencias de investigación que capturen a personas catalogadas como “más buscadas”, una labor que corresponde exclusivamente a las autoridades.

En un país como el nuestro, esto iniciará una competencia -entre gente no muy intachable que digamos- por la cacería de delincuentes y terminará degenerándose hasta en la ejecución extrajudicial de gente inocente.

No hay que andar buscando ideas extravagantes para combatir la criminalidad ni para capturar a los más buscados, sino que hay que enfocar los recursos en fortalecer instituciones como la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República, dotándoles de recursos y mejorando su capacidad investigativa. Lo demás son fantasías sacadas de películas del Lejano Oeste que solo incrementarán la espiral de violencia que ya se sufre dramáticamente en El Salvador.