El Salvador adoptará dentro de ocho días al bitcoin como moneda de curso legal. La entrada en vigor de la Ley Bitcoin es vista con excepticismo por varios sectores productivos y la academia, pero con optimismo de parte del Ejecutivo.

Economía

El Ejecutivo espera que 2.5 millones de personas adopten el bitcoin en El Salvador La estimación oficial es que la adopción del critpoactivo como moneda de curso legal en el país sea gradual desde el 7 de septiembre.

José A. Barrera

martes 31, agosto 2021 • 5:30 am

Compartir

El Salvador adoptará dentro de ocho días al bitcoin como moneda de curso legal. La entrada en vigor de la Ley Bitcoin es vista con excepticismo por varios sectores productivos y la academia, pero con optimismo de parte del Ejecutivo.

Según el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, las previsiones oficiales del número de salvadoreños que adoptarían como moneda a la más popular de las criptodivisas es de unos 2.5 millones de personas, es decir, el 39.6 % de la población total estimada para el país en 2021.

Sin embargo, el funcionario dijo que el alcance sería gradual, algo que ya anticipan algunas calificadoras de riesgo como Moody’s.

Zelaya acudió ayer a la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto de la Asamblea Legislativa donde defendió la necesidad de reorientar fondos del plan de gastos del Estado en 2021 en favor de las iniciativas para impulsar al uso del bitcoin.

El funcionario pidió la asignación de $30 millones para el “bono” de $30 con los que el Ejecutivo busca impulsar inicialmente el uso de la Chivo Wallet, la billetera de bitcoins desarrollada por el Estado.

Sin embargo, dijo que se contempla que todos reciban el subsidio lo que elevaría el monto hasta cerca de los $75 millones.


“Esperamos llegar a un nivel de 2.5 millones de usuarios que serían $75 millones en bonos, pero no sabemos si será este año o el próximo. Creemos que $30 millones es un monto adecuado para iniciar con esto y es además una inyección de la economía que nos va apuntalr el crecimiento del gasto y por ende la recaudación de IVA”, dijo Zelaya.

Agregó que en el presupuesto 2022 también se incorporarán otros montos para apuntalar al proyecto digital.

 

¿Vehículo para atraer la inversión?

Zelaya defendió que la Ley Bitcoin se perfila como una herramienta para la atracción de inversión extranjera y que además ayudará a impulsar la inclusión financiera de la población.

“Creemos que es una estrategia de atracciones e inversiones muy fuerte para el país”, dijo el ministro que espera que El Salvador sea atractivo para los que llamó “criptoseguidores” y “nómadas digitales”  que quieran venir a invertir y trabajar desde el país y ayuden a dinamizar la economía.

En los últimos tres meses, desde la aprobación exprés de la ley, El Salvador se ha posicionado en el mapa de  inversionistas y entusiastas del “mundo critpo”, como entre círculos académicos que ven con cautela el pasó que da la administración Bukele.

Esperamos llegar a 2.5 millones de usuarios, que serían $75 millones en bonos, pero no sabemos si será este año o el próximo año”. Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda

Zelaya descalificó a los críticos de la ley y sostuvo que “a partir del 7 de septiembre se acaban sus mentiras, su tergiversación y podremos contar con un país que por primera vez llega primero a una innovación tecnológica y qué mejor que hacerlo con la economía digital”.

Añadió que ante la llegada de inversionistas es necesario contar con la infraestructura y los fondos para hacer efectiva la circulación de las dos monedas. “La caja de convertibilidad va estar en Bandesal (Banco de Desarrollo de El Salvador) y necesitamos hacer una transferencia de cuenta corriente por $150 millones”, apuntó.

Desde la semana pasada organizaciones civiles y de la empresa privada han mostrado rechazo y excepticismo por la medida, la que se acentuó con el inicio de los trabajos para instalar 200 cajeros y 50 “puntos chivo” en varios municipios del país.

Agregó que la solicitud de los $30 millones para impulsar la wallet oficial es un monto adecuado ademas de “una inyección a la economía”, ya que el bono únicamente podrá hacerse efectivo como medio de pago, no para el retiro de efectivo.

 

El dato

La Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) recibirá $2 millones para la compra de equipos, parte del proyecto “criptofriendly” para impulsar al bitcoin.