Los tres procesados por el asesinato del dirigente del PCN.,Ramón Kury. / Archivo DEM.

Nacionales

El dirigente del PCN Ramón Kury fue asesinado por rencillas personales, dice Fiscalía Uno de los testigos afirmó que los hermanos Delgado “eran problemáticos” y con frecuencia discutían con el dirigente del PCN.

Jaime López

jueves 11, marzo 2021 • 7:00 am

Compartir

Las investigaciones de la Fiscalía General de la República han concluido que el asesinato del dirigente del PCN, Ramón Orlando Kury, tuvo como móvil o motivo: “las rencillas personales que tenían los hermanos Navas con la víctima”, aunque quien le disparó ha sido individualizado como el agente del 911, Santos Hernández Beltrán.

Ayer, el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador instaló el juicio contra tres imputados por el asesinato del dirigente pecenista, de 66 años de edad, un hecho ocurrido la noche del 26 de abril de 2018 en el parqueo de la sede departamental en colonia Las Mercedes en San Salvador.

Uno de los testigo calificó a los hermanos Delgado de ser “problemáticos” pues con frecuencia se observaban discutiendo con la víctima.

La Fiscalía ofreció cinco testigos, peritos y prueba científica, entre ellos, vídeos para demostrar la supuesta participación delictiva de los hermanos Óscar Remberto y Samuel Elías Delgado Navas, y el agente Santos Hernández Beltrán en el asesinato del dirigente político.

Los hermanos Navas eran parte del equipo de confianza del secretario general Partido Concertación Nacional, mientras Santos Hernández, un agente de la Policía Nacional Civil y es el principal sospechoso de disparar contra Kury.

Los testimonios

Ayer en el primer día del juicio declararon cuatro testigos con régimen de protección: Clave “Luna Llena”, “Jeremías”, “Cotuza” y “Roble”.


"Luna Llena" en sus declaraciones manifestó cuál era la situación de la víctima poco antes de que fuera acribillado. Dijo que ese día, Kury conversaba con al menos cuatro personas en su oficina en la segunda planta con quien compartían un jugo y unas boquitas, pero luego bajó al parqueo, a traer el dinero que estaba en su carro para pagar a los empleados.

Además, relata que en ese momento le dicen a Kury que el secretario de La Unión quería conversar con él y al bajar poco después se escucharon tres disparos; al ir a ver, verifican que quien ha sido lesionado es Kury. Llaman al 911 y lo llevan a un hospital privado en la colonia Escalón, pero cerca de las 10:00 de la noche se informa que el dirigente murió.

Dirigente del PCN, Ramón Orlando Kury. / Archivo DEM.

El testigo afirmó que antes de los disparos escucharon una discusión acalorada en el parqueo de la sede departamental del PCN, en colonia Las Mercedes.

"Lucha Llena" logra reconocer que quien prestaba vigilancia y se encontraba en la sede nacional del mismo partido es Óscar Delgado, quien para que conste en el proceso fue llevado al penal de Metapán para un “careo” o reconocimiento en rueda de personas, en ese penal guardan detención policías, soldados o exfuncionarios procesados.

"Jeremías", es el segundo testigo, y dijo ayer que el día de los hechos recibió una llamada por teléfono en el que le avisan que Ramón Orlando Kury fue atacado; el testigo dice que estaba en la sede del 911 de la colonia Flor Blanca y de ahí se movilizó en unos seis minutos y al llegar a la sede del PNC se encuentra al dirigente en el suelo.

Afirmó que Kury tenía al menos dos lesiones: una en el pecho y otra en la clavícula.

Ambos testigos ubican a Óscar y Samuel, el día y la hora de los hechos y que los hermanos manifestaron conductas inusuales, pues uno de los imputados cerró el portón justo cuando se escucharon los disparos con el fin de impedir que el vigilante saliera.

Lea también: Presuntos homicidas de Ramón Kury enfrentarán audiencia el lunes

Los hechos

Según la Fiscalía, cerca de las 7:11 de la noche, una persona vestida de negro y gorro tipo navarone se acercó a la víctima y le disparó dos veces, mientras un segundo lo vigilaba en la sede nacional del partido, que está enfrente y un tercero brinda transporte de entrada y salida del lugar.

Este caso se sustenta en prueba científica, tecnológica, análisis de vídeos y las declaraciones de las personas que estuvieron en el momento del hecho; ninguno logró ver a los acusados de forma directa, pero si narran cómo se dieron los hechos”, afirmó el fiscal del caso.

Además están las bitácoras de los celulares incautados a los procesados el día del crimen “llama la atención porque sostuvieron una comunicación fluida antes y después del hecho, se activaron las antenas” sostuvo. El juicio continuará hoy.