Deportes

El corazón porcino de Limeño le quitó los tres puntos a Águila en el Barraza Los cucheros mostraron la casta sobre el final del juego cuando las fuerzas ya no daban para sacar un punto de oro que los gue manteniendo en el liderato del grupo “B”.

Omar Gutiérrez

sábado 24, abril 2021 • 6:00 pm

Compartir

“Resiliencia” es la palabra que se utiliza para un equipo que no muestra debilidad ante la adversidad y Municipal Limeño empató 1-1 ante C.D. Águila en el estadio Juan Francisco Barraza en un partido vibrante donde hubo de todo las reacciones posibles que al final un inoperante equipo migueleño se tuvo que conformar con un empate insípido.

C.D. Águila salió administrando la pelota y generando ocasiones sobre la portería de Walter Torres donde Yan Maciel y Gerson Mayén eran los encargados de distribuir las pelotas al área con Nicolás Muñoz o a las bandas ya sea con Diego Coca por la izquierda o Edwin lazo por la derecha.

Municipal Limeño trató de salir al contragolpe por el lado izquierdo donde Luis Méndez lanzaba a Robinson Aponzá para descargar a un jugador desde atrás que podían ser los hermanos Rodríguez que tuvieron ocasiones para asomarse a la portería de Benji Villalobos, pero la balanza se inclinaba al equipo migueleño.

En ocasiones Marlon Trejo o Yan Maciel se animaban conduciendo y dejando rivales desparramados para contrarrestar la solidez del equipo cuchero que tenía a Yosimar Quiñónez como el báculo defensivo de Limeño, pero en ocasiones, C.D. Águila lanzaba al área a Gerson Mayén o Edwin Lazo para que estos enviaran centros a los de atrás ya sea Nicolás Muñoz o Diego Coca.

Todo pasaba con normalidad, pero una falta al borde del área que cobraría C.D. Águila terminó en expulsión al minuto 15 de Robinson Aponzá por reclamos airados al árbitro central, Iván Barton, que salió a repartir tarjetas.


A partir de ahí, Municipal Limeño perdió la cabeza y una falta cruel de parte de Rómulo Villalobos sobre Gerson Mayén, el árbitro central terminó por sacar tarjeta a Yosimar Quiñónez por reclamar una evidente infracción. Pero la gota que derramó el vaso fue un pisotón de Walter Guevara sobre Gerson Mayén y Barton no perdonó a otro elemento cuchero para sacarle la roja. Dos jugadores menos.

Debido a las expulsiones, Nelson Ancheta sacó a su único delantero, Hugo Oviedo, para hacer ingresar a William Canales para cubrir la banda derecha dejada por Walter Guevara. C.D. Águila tuvo la oportunidad para aprovechar la superioridad numérica y llevarse los tres puntos.

Antes de las expulsiones, Nicolás Muñoz tuvo la ocasión más clara en una pelota que remató dentro del área ante la salida de Walter Torres, el balón picó al palo y casi entra porque un jugador cuchero salvó en la línea, pero que pudo haberse dado como válido en gol, sin embargo la circunferencia de la esférica no pasó del todo de la línea.

El guión del partido no cambió en el segundo tiempo, donde la lluvia de centros de C.D. Águila prevaleció en el estadio Juan Francisco Barraza de Edwin Lazo, pero el técnico negronaranja hizo ingresar a Santos Ortíz y Marlon Da Silva para tener más herramientas ofensivas y dilapidar al equipo cuchero que se encontraba vulnerable.

C.D. Águila cayó en la desesperación donde pocos centros fueron precisos al área, casi siempre más allá del segundo palo donde Yan Maciel o Gerson Mayén tenían que rescatar la pelota para volver a meter otro centro. Sin embargo, los migueleños tuvieron tres oportunidades claras, dos dentro del área donde Nicolás Muñoz y Andrés Quejeda en tiros de esquina tuvieron a quemarropa el primero, pero el empuje de los defensores cucheros lograron interceptar esas ocasiones de gol.

Gerson Mayén tuvo una posibilidad de cabeza con libertad para darle dirección al remate, pero Walter Torres se convirtió en héroe. Los minutos pasaban y la angustia se trasladaba a ambos equipos, uno por sacar el punto y el otro por el triunfo.

Sobre el minuto 72, el gota de agua que destruyó el cántaro de centros lo realizó el máximo goleador histórico de El Salvador, Nicolás Muñoz que pescó un centro desde la derecha para marcar sin marcas el 1-0.

A partir de ahí, a Municipal Limeño sólo le quedaba el orgullo y el corazón de sus centrales, Rómulo Villalobos y Andrés Quejeda para revertir la situación. Nelson Ancheta metió al volante, Blas Lizama, que fue la joya que brilló para regalarle el empate al equipo cuchero.

Quiñónez quien metió todo su peso para soportar las marcas aguiluchas metió un centro desde la derecha al minuto 90, Blas Lizama fue a buscar la pelota, pero fue interceptado por Gerson Mayén, quien cometió el descuido de lanzarle un manotazo y con el árbitro Barton sin la paciencia de un partido caliente, expulsó al volante nacional y concederle el penal a Limeño.

Sin atacantes, William Canales se paró desde los 12 pasos, frente a frente con la leyenda migueleña, Benji Villalobos, frío en el juego, ya que pocos disparos tuvo que atajar, cuatro pasitos para poner nervioso al arco negronaranja, con la jerarquía pese a que el empate descansaba en sus pies, el volante cuchero engañó al guardameta nacional y fue a celebrar a la esquina y Nelson Ancheta sacó a relucir su famosa “Avioneta”. 1-1 final.