Editorial

jueves 21, octubre 2021 • 12:00 am

El comportamiento de la afición trae consecuencias La patanería y groserías de algunos aficionados trae sanciones y multas a la Fesfut. apoyar a la selecta no debe ser sinónimo de eso.

Compartir

El comportamiento de los aficionados en el Estadio Cuscatlán durante los juegos de la eliminatoria mundialista ya ha traído una sanción menor y una multa a la Federación Salvadoreña de Fútbol. Pero ahora se ha conocido que hay una nueva investigación por lo ocurrido en el último juego de la Selección Nacional ante su similar de México.

El comportamiento de la afición trae consecuencias. La Comisión Disciplinaria de la FIFA ordenó que el próximo juego contra la selección de Jamaica se celebre sin aficionados en los graderíos que están detrás de las porterías debido a lo ocurrido en el reciente juego ante Estados Unidos.

La misma Comisión investiga los hechos del juego ante México cuando hubo  fanáticos que lanzaron bolsas de agua a la cancha en varios momentos cerca de donde estaba el portero mexicano Guillermo Ochoa. También se señaló el uso de un utilizó puntero láser contra el delantero Raúl Jiménez, cuando se disponía a cobrar un tiro de penalti que selló el resultado.

No es necesario un comportamiento de este tipo para respaldar al equipo nacional. Ser aficionado no se debe confundir con la patanería que caracteriza a muchos en los estadios. La rechifla a los himnos nacionales de los equipos extranjeros también es una muestra de mala educación e irrespeto a los visitantes que no se comportan así cuando los nuestros visitan sus países.

Es importante que la afición se convenza que su mal comportamiento solo afecta al equipo nacional y da una pésima imagen a la nación entera.