El presupuesto para 2021 de CEL establece una inversión de $64.9 millones en el proyector hidroeléctrico con fondos propios y del préstamo con el BCIE. /DEM

Economía

El Chaparral estará listo tras 14 años de obras El BCIE adelantó que en un “escenario agresivo y favorable” la CEL aprovecharía el invierno para comenzar a llenar los embalses de la central.

Uveli Alemán

sábado 1, mayo 2021 • 5:30 am

Compartir

La central hidroeléctrica El Chaparral entraría en operaciones en 2022, tras 14 años de trabajos que iniciaron en 2008.

El Chaparral es un millonario proyecto de generación de electricidad que se construye en San Luis de La Reina, en San Miguel, que se ha visto involucrado en casos de corrupción y errores de diseño. En agosto de 2020, el presidente Nayib Bukele lo renombró como Central Hidroeléctrica 3 de Febrero.

Este proyecto tendría una capacidad de generación de 67 megavatios (MW) y se construye con fondos propios de la Comisión Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), además de contar con financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), cuyo presidente ejecutivo, Dante Mossi, espera que esté en su operación total en 2022.

El presidente de la República (Nayib Bukele) está muy entusiasmado de que  terminemos el otro año (2022). Creo que la CEL está trabajando muy duro para lograr y completar el proyecto”.
Dante Mossi
Presidente del BCIE

Avances en la construcción.

Raúl Castaneda, oficial jefe país del BCIE en El Salvador, agregó que la institución financiera acompaña a la CEL en todo el proceso de construcción que “avanza a buen ritmo” y muestra notables avances en la infraestructura de mayores dimensiones.

Castaneda indicó que se tienen varios escenarios de cuándo terminaría el proyecto, siendo el “más agresivo y más favorable” que este 2021 se aproveche el invierno para comenzar a llenar los embalses y el otro panorama es que se haga a inicios de 2022 para que empiece a generar energía en ese mismo año.

45Añosa CEL calculó en 2019 la central tendrá rentabilidad dentro de 45 años.

“Todo se está haciendo de una manera coordinada para que los tiempos se acorten (…) Desde el punto de vista del banco, el proyecto va avanzando a buen ritmo, se están tomando decisiones atinadas con las obras que están pendiente de ejecución” tanto de la infraestructura de la central como de los programas de responsabilidad ambiental en las comunidades aledañas, indicó el oficial.

Para el BCIE, la finalización del proyecto va más allá de poner en operaciones la central y contempla, agregó Castaneda, la culminación de todas las medidas de protección ambiental y social.

Una historia de paros e investigaciones.

La idea de construir El Chaparral se planteó desde 1998, bajo la administración del expresidente Armando Calderón Sol, cuando la CEL ordenó un estudio sobre los territorios adecuados para instalar una hidroeléctrica. Esa investigación encontró como posible buena ubicación la cuenca del Río Torola en el municipio San Luis de La Reina, limítrofe con Honduras.

En 2008, bajo la presidencia de Mauricio Funes, la CEL inició la construcción con un presupuesto inicial de $207.8 millones. Sin embargo, según declaraciones de la actual administración de CEL, el costo se habría triplicado a más de $759 millones.

El Chaparral se ha visto involucrado en investigaciones por posible corrupción, cambios en los diseños de construcción, y alzas de costos que triplican el valor inicial de inversión.

Por su lado, el oficial del BCIE detalló que la infraestructura de la represa ya está terminada, así como el cuarto de máquinas y todos los servicios auxiliares donde se almacenará el agua que luego se traslada a las turbinas. Están pendiente obras de protección que “son indispensables para que el proyecto dure y genere de manera muy segura energía”.

Diario El Mundo consultó a la CEL para saber el avance del proyecto, pero al cierre de esta nota no respondió.

Proyecto sacudido por corrupción

  • 2008: La construcción inició en 2008, en la cuenca hidrográfica del Río Torola. Su costo inicial era de $207.8 millones y generaría 67 MW de energía limpia.
  • 2015: La FGR intervino la construcción para investigar las negociaciones acordadas con la empresa Astaldi y las obras se suspendieron hasta mayo de 2015.
  • 2021: Se espera que CEL comience a llenar los embalses durante el invierno de 2021 o a inicios de 2022. Inyectaría energía a la red nacional 14 años después.