Una ruta de peregrinos impulsada por la iglesia católica de Ciudad Barrios, incluye un museo que será inaugurado al interior del convento parroquial y que contará con objetos y reliquias de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez. El recinto -que guardará la memoria del ahora beato- podría ser inaugurado el próximo 14 de octubre, día de su canonización.

Canonización Romero

El caminar de Romero detrás de una vitrina

Roxana Lemus

miércoles 10, octubre 2018 • 12:00 am

Compartir

Una ruta de peregrinos impulsada por la iglesia católica de Ciudad Barrios, incluye un museo que será inaugurado al interior del convento parroquial y que contará con objetos y reliquias de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez. El recinto -que guardará la memoria del ahora beato- podría ser inaugurado el próximo 14 de octubre, día de su canonización.

El párroco de Ciudad Barrios, David Torres, asegura que el museo guardará “las reliquias de primer grado”, tras las vitrinas, con la finalidad de mostrar no solo detalles curiosos sino también el caminar de un hombre que en 1977 fue proclamado Arzobispo de San Salvador y se ganó el fervor popular de una buena parte de los salvadoreños.

“Ahorita está en el diseño las vitrinas que van a contener y asegurar las reliquias de primer grado como es un lienzo de sangre, su sotana, camisas clericales, sus vídeos, mitras, su cédula de identidad personal y el NIT, entre otras de mucho valor”, afirmó Torres.

La iniciativa del museo surge como parte de una ruta de peregrinos denominada “Las huellas de Monseñor Romero”. El recorrido, según el sacerdote, inicia en la casa donde nació el beato, aunque la edificación es nueva y está a manos de una cooperativa cafetalera, mantiene una placa que recuerda el lugar de su nacimiento, además de una capilla cuya imagen está al costado opuesto donde se encuentra la virgen de la Paz.

El recorrido incluye a la parroquia, posteriormente el museo, luego está la iglesia Roma -el templo donde Romero fue bautizado- y finalmente una capilla con un vía crucis dedicado a él.

Una de las expectativas del párroco es agregar a esta ruta de peregrinos la tumba donde se encuentran los restos de Guadalupe de Jesús Galdámez, madre de Monseñor Romero.


Actualmente, el espacio que ocupará el museo está invadido por una exposición fotográfica. Algunas de las imágenes que ahí se conservan son inéditas y serán albergadas después por el mismo museo.

En las fotografías se puede apreciar a Romero en diversos escenarios y con una multitud de personas a su alrededor. Las postales están acompañadas de un periódico mural elaborado por el padre Torres con recortes de periódico, específicamente, noticias que fueron publicadas un día después de su asesinato y esquelas donde se lamenta el fallecimiento del próximo santo de la iglesia católica.