Editorial

miércoles 1, agosto 2018 • 12:00 am

El cambio climático ya está aquí y lo estamos sufriendo

Compartir

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales decía la semana pasada que la sequía que estamos sufriendo es la más cruenta de la que se tiene registro en la historia de El Salvador.

La sequía ya superó el récord histórico del país de los últimos 48 años, al acumular días sin lluvia. El Salvador sufrió una sequía en 1997, 1998, otra en 2001 y desde 2012 de manera consecutiva hasta la fecha. Pero el fenómeno de 2018 ya superó los históricos reportados desde 1970. Este es el año de registro más antiguo que el MARN posee sobre el comportamiento de lluvia anual.

La explicación es el cambio climático. El Salvador es uno de los países más vulnerables del mundo a este fenómeno y ya podemos percibir como las temperaturas son tan elevadas en una época en la que usualmente no es tan caluroso.

Las consecuencias de esta sequía, de las altas temperaturas y de la escasez de agua en nuestros mantos acuíferos traerá severas consecuencias a la población, no solo este año sino el próximo también. La agricultura, la alimentación básica de miles de salvadoreños está en juego. A eso hay que sumarle los problemas en el abastecimiento de agua y por ende, las consecuencias a la salud que esto traerá. En época electoral, muy poco se habla de esto, pero será un problema de primer orden para lo que queda de este Gobierno y para el Ejecutivo entrante.